DOLAR
OFICIAL $69.71
COMPRA
$74.71
VENTA
BLUE $117.00
COMPRA
$127.00
VENTA

Un plan de testeo fuerte a los trabajadores esenciales

Los que tenemos que salir a trabajar porque nuestro trabajo es esencial vivimos con el temor de estar enfermos y no saberlo. Un plan para cortar la circulación en medio de un nuevo aislamiento total en AMBA.

Alberto Fernández se reunió con los empresarios de medios más importantes de la Argentina y les pidió apoyo para la nueva etapa de la cuarentena dura. Uno de los colaboradores del Presidente deslizó la frase “metan miedo” para que la sociedad comprenda que hay que quedarse en casa. Increíblemente desde el Gobierno siguen creyendo que el mensaje de miedo funciona en los trabajadores que se quedaron sin trabajo y que no les llegan los parches de ayuda que emite el Estado. Para los que contamos con la bendición de seguir trabajando y que encima nuestro empleo es esencial el miedo sí está con nosotros. ´

Señor presidente desde que salgo de mi casa, me subo al transporte público, llego al canal de televisión donde trabajo y vuelvo, el miedo me acompaña. Realmente no sé si el coronavirus está dentro de mi cuerpo y lo estoy trasladando. No sé si estoy contagiado. No sé si soy asintomático. Estamos entrando a una nueva etapa de aislamiento total y deben generar una estrategia más invasiva. Las personas que deben quedarse guardadas se las cuida de esa forma: estando inmunizados en casa. ¿Pero los trabajadores esenciales qué? ¿Tenemos algún tipo de inmunidad?

Ya son varios los casos positivos en los medios de comunicación. Y no me quedo solo en el sector donde trabajo. Hablo en nombre del personal de Salud, Fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, servicio meteorológico nacional, bomberos y control de tráfico aéreo; de las personas que deban asistir a otras con discapacidad; familiares que necesiten asistencia; a personas mayores; a niños, a niñas y a adolescentes; de las personas afectadas a la realización de servicios funerarios, entierros y cremaciones; de las personas afectadas a la atención de comedores escolares, comunitarios y merenderos; del personal afectado a obra pública: del personal de supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad. Farmacias. Ferreterías. Veterinarias. Provisión de garrafas; del personal de industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos; de higiene personal y limpieza; de equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios; del personal de recolección, transporte y tratamiento de residuos sólidos urbanos, peligrosos y patogénicos; del personal de transporte público de pasajeros, transporte de mercaderías, petróleo, combustibles y GLP; del personal de reparto a domicilio de alimentos, medicamentos, productos de higiene, de limpieza y otros insumos de necesidad; del personal de servicios de lavandería; del personal de servicios esenciales de vigilancia, limpieza y guardia. Queremos que a nosotros también se nos cuide.

Un plan de testeo fuerte a los trabajadores esenciales lograría cortar la circulación del virus. Mientras tanto, en el día a día, los que tenemos que salir a trabajar porque se considera que nuestro trabajo es esencial vivimos con el temor de estar enfermos y no saberlo y de esa forma contagiar a un familiar. “Metan miedo” NO: el miedo nos acompaña todos los días.

Dejá tu comentario