DOLAR
OFICIAL $98.18
COMPRA
$104.18
VENTA
BLUE $184.00
COMPRA
$187.00
VENTA

Protestas en la Quinta de Olivos y en los colegios bonaerenses para que sigan las clases presenciales en el conurbano

Padres y alumnos de diferentes colegios bonaerenses realizaron abrazos simbólicos en las instituciones educativas. Un grupo trasladó la protesta a la residencia presidencial.

Mientras el ciclo lectivo comenzó con normalidad este lunes en la ciudad de Buenos Aires luego del fallo judicial que le permitió al gobierno porteño abrir las escuelas pese al DNU firmado por el presidente Alberto Fernández, en diferentes municipios del conurbano bonerense hubo aplausos y abrazos simbólicos en las instituciones educativas que se encuentran cerradas, y un grupo de padres trasladó la protesta a la residencia presidencial de Olivos.

La manifestación se realiza con banderas, globos y remeras de Argentina, y con consignas como “queremos ir a clases”.

Los colegios Northlands, Michael Ham y Marín, en zona norte, fueron epicentro de las protestas en la provincia de Buenos Aires. Los padres llegaron con carteles para realizar un abrazo y un “aplausazo”.

protestas clases presenciales

Algo similar sucedió en el St Trinneans. En la Panamericana, a la altura de Pilar, hubo un “banderazo”. También hubo manifestaciones en instituciones educativas de otros municipios como San Miguel, Avellaneda y Quilmes. En Lomas de Zamora, hubo una ruidosa caravana de autos a favor de la presencialidad.

En CABA hubo aplausos. En la sede de Belgrano de ORT -donde sí se dictan clases-, los padres que acompañaron a sus chicos al ingreso hicieron una manifestación simbólica para rechazar el decreto presidencial.

“La escuela es un lugar de mucho cuidado para los adultos y para los estudiantes. Los protocolos se han cumplido: distanciamiento, barbijo, aulas ventiladas. Seguiremos trabajando escuela y familias para que los protocolos se cumplan”, aseguró Adrián Moscovich, director de ORT.

“Hicimos un trabajo con nuestros colegas de provincia de Buenos Aires y los índices de contagio son insignificantes. Tenemos una enorme oportunidad para trabajar sobre qué sucede antes de que los chicos ingresen a la escuela y una vez que se retiran de la misma”, contó.

El Colegio Bayard, en Palermo, fue otro de los que se organizó rápidamente. Anoche les comunicó a las familias que hoy habría clases. Y esta mañana sus directivos junto a funcionarios del gobierno porteño trabajaron en conjunto para garantizar un ingreso ordenado a la institución.

Los colegios Granaderos y Honorable Congreso de la Nación, en Libertador al 4900, mostraron escenas similares. Abrieron sus puertas temprano y hubo presencia de personal del gobierno porteño.

Dejá tu comentario