DOLAR
OFICIAL $75.62
COMPRA
$80.62
VENTA
BLUE $140.00
COMPRA
$146.00
VENTA

El verdadero circulo rojo que debe manejar Alberto Fernández

El Presidente debe tomar una decisión urgente. Costo político o salvar vidas.

Los contagios y las muertes crecen día tras día en el medio de esta pandemia horrenda del coronavirus. El número de muertes por coronavirus se duplicó en las últimas tres semanas y la Argentina llegará a los 10.000 fallecidos después de 170 días de cuarentena. Los analistas médicos serios dicen que la única forma de detener este incremento es volver a guardarnos. Lo que se hizo hasta ahora quedará tirado en un tacho de basura por culpa de no tomar decisiones duras pero correctas. Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta, Axel Kicillof y el resto de los gobernantes tienen miedo de perder fuerzas de cara a lo que viene. Piensen en los médicos que día a día ponen su cuerpo. Ellos ya no tienen fuerzas. Es momento de tocar el botón rojo.

Todos recordamos cuando se hablaba de infectadura. La decisión que tomaba el Presidente se basaba en largas reuniones con infectólogos y asesores médicos. Cuando la Argentina tenía 500 casos por día era una verdadera locura pensar en abrir. “El virus no viene por nosotros. Todos nosotros vamos por él”, repetía como loro Alberto Fernández. Hoy con casi 10.000 contagios y cientos de muertes diarias nos dejan salir a “tomar una cerveza con barbijo”. Alguien serio puede explicar el porqué de esta decisión.

Desde que se renegoció la deuda con los acreedores pareciera que ya no importa más la opinión médica en el gobierno. Ya no se ven desfilar a los asesores médicos presidenciales por los canales de televisión rogando que la gente se cuide.  

Los terapistas ya no tienen fuerzas. Los trabajadores esenciales tenemos miedo. Las balas pican cerca y un mundo de gente circula por las calles y muchos de ellos de forma irresponsable.

El miedo que tienen los gobernantes es netamente político. Quién paga el costo político. Quién se come la galletita de comunicarle a la sociedad que los números diarios de contagios y muertes son espantosos y hay que volver a guardarse. Y no me vengan con el mensaje “la gente” tiene que ir a trabajar. ¿Antes no lo tenían que hacer? El Estado debe hacerse cargo y poner realmente una ayuda en el bolsillo de TODOS los argentinos.

El botón rojo está en las manos de Alberto. Debe dejar de pensar en costos políticos y tiene que volver a ser ese padre que cuida de sus hijos cuando la tormenta está pasando.

Dejá tu comentario