DOLAR
OFICIAL $164.45
COMPRA
$172.45
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

 El Teto Medina no tiene la culpa

Fue de esas noticias que despiertan el interés del público. Marcelo “Teto” Medina, ex integrante de la troupe del célebre Tinelli, fue detenido en un vergonzoso operativo policial. La causa, una investigación de comunidades terapéuticas que tratan personas con consumos problemáticos. Muchísimo ruido para tapar a lo que el Estado le escapa, la salud mental.


En la mañana del jueves, en medio del vergonzoso operativo policial, fue detenido el Teto Medina. Y digo vergonzoso porque esos operativos son filmados y difundidos para escrachar. De seguro quienes divulgaron las filmaciones y fotos del personaje en cuestión recibirán sanciones.  Se conoció que esa mañana fueron detenidas 17 personas por una causa donde se investiga a la comunidad terapéutica “La razón de vivir”, institución que contaba, hasta su cierre judicial, de varias filiales sin habilitación. La Justicia investiga una asociación ilícita. Por denuncias, se supo que allí dentro, los alojado eran sometidos a reducción a la  servidumbre, explotación laboral y como si fuera poco, también estafas.

 Le cuento que Medina designó como abogado al experimentado Dr. Adrián Tenca, que cuenta con un olfato como pocos y que denunció que no le dejaron conocer las pruebas contra de su asistido. No obstante, éste prestó declaración y contó cuáles eran sus labores dentro del lugar: daba charlas motivacionales y cobraba por ello. Dejó algo muy en claro, no era él quien decidía en la institución. Todos conocían su existencia y actividades, hasta un sacerdote prestaba funciones allí, pero misteriosamente 15 días antes de la intervención judicial, dejó de pertenecer a la misma.  Mucha casualidad o le avisaron que se venía la noche.

Claro, ahora hablan todos de la comunidad, muchos bien, otros tantos mal, como suele suceder cuando algo o alguien cae en desgracia. La fiscalía que lleva adelante la investigación es la de Florencio Varela y Berazategui, e informó que recibió 10 denuncias y constato que los damnificados son cerca de 200. 

Mire que llamativo, fueron allanadas y clausuradas las comunidades de Quilmes, Berazategui, La Matanza, Florencio Varela, Almirante Brown, Monte Grande, Gral. Rodríguez y 2 filiales en la provincia de Córdoba. Pero lo que más llama la atención es la declaración que realizó el Fiscal Ichazo, a cargo de la investigación que aseguró: “no queremos generar una mayor vulnerabilidad a las víctimas”. Las familias de los internados le dicen de todo, menos bonito.  Están desesperados, ya que no tienen dónde internar a sus familiares. El Estado, como siempre, sabía que esto pasaba y no lo controlaba, por algo muy elemental: LA SALUD MENTAL Y LA CONTENCION DE LOS ADICTOS NO LE INTERESA.

Dejá tu comentario