DOLAR
OFICIAL $143.78
COMPRA
$151.78
VENTA
BLUE $282.00
COMPRA
$285.00
VENTA

Revolución Federal es algo peligroso 

  El grupo Revolución Federal empezó, según palabras de su fundador Jonathan Morel, como un canal de expresión para exteriorizar el desencanto de “la gente” con la clase política, desencanto motivado en la falta de futuro que perciben y lo poco que hacen los políticos por corregir esto.



El personaje en cuestión es un joven de buena presencia y atildados modales, con un padre ausente, según sus dichos, por ser drogadicto e irresponsable, y con una madre ama de casa que se desvive por él. Al escucharlo hablar se percibe su desencanto con la clase política y advierte que algún día, TODO puede explotar. Lanza arengas en forma constante para quien quiera oírlo intentando manifestar e intensificar el descontento general. Ese desencanto lo manifiestan con escraches y otros actos violentos. Emite consignas de lo más intensas.  Por ejemplo, algo como “que tengan miedo de ser kirchneristas” o “carcel o bala”. 

Es una agrupación de neto corte filonazi. Gente complicada y violenta. Es algo que está comenzando y no sabemos cómo y dónde puede terminar.  Simpatizantes de este grupo terminaron atentando contra la vida de la Vicepresidenta que, por obra y gracia de Dios, salvó su vida. 
Creo que minimizar el accionar de estos grupos, que tienen capacidad de acción y lo han demostrado, nos demuestra lo vulnerable de la democracia argentina. 
Por el momento, la investigación por el atentado a Cristina dio con los autores y partícipes. Nos faltan los autores intelectuales que sin dudas se encuentran en estos grupos. 

A medida que se vayan incorporando a la causa otros partícipes, seguro les puede caber la figura de la ley antiterrorista, concretamente el articulo 213 del Código Penal, que contempla “penas de entre cinco y veinte años, para quien tomare parte de una asociación ilícita cuyo propósito sea, mediante la comisión de delitos, aterrorizar a la población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo…”. 

Se que muchos criticarán esta columna, pero entiendo que estas células minúsculas son la génesis de algo peor. Demostraron que quieren y pueden matar. Su blanco, una de las políticas más importantes del continente. Por poco no fue tragedia, ya que los custodios miraban para otro lado. 

Cabe preguntarse si fue una travesura o fue un plan, creo más en esto último. Hay muchísima gente que destila odio hacia el que piensa distinto y si pudiera, lo eliminaría, no lo hace por temor a ir preso. Sin embargo, sujetos vinculados al ataque contra Cristina, sabiendo que podrían ir presos, decidieron continuar con el plan de eliminarla y transformarse en San Martín. 

Quienes llevan adelante estas actividades son delincuentes. Y muy peligrosos. 

Dejá tu comentario