DOLAR
OFICIAL $89.12
COMPRA
$95.12
VENTA
BLUE $138.00
COMPRA
$143.00
VENTA

El médico de Maradona le habría falsificado la firma

Esta semana se conoció el resultado del análisis de la asesoría pericial de la Procuración. En unos papeles secuestrados en el allanamiento, se pudo comprobar que Maradona, ya, ni siquiera firmaba.

He visto gente torpe y descuidada, yo soy un exponente de ello, pero el médico Leopoldo Luque, es de los más notables especímenes que abundan en estos tiempos. En el allanamiento practicado el 29 de noviembre del año pasado, en unos cajones del consultorio se encontraron tres hojas A3 donde el médico habría estado practicando los trazos de la firma de Maradona, para luego solicitar la remisión de la historia clínica del astro. Muchos de nosotros que tuvimos o tenemos padres mayores lo hacemos, pero guardar las hojas del ensayo de la falsificación, es de una torpeza pocas veces vista. 


Igualmente les adelanto que, de esa nota de trámite, sin importancia para los allegados a Luque, demuestra que él mismo era el médico personal del técnico de Gimnasia Esgrima, con lo cual no podrá evitar el cargo de ser acusado como responsable de los alcances de los cuidados que debía recibir el paciente. Aparte de tan simple trámite, casi con seguridad no contaba con el consentimiento y conocimiento del enfermo, ¿es bueno preguntarse cuántas cosas así habrá padecido Maradona?

No se comprobó que Luque haya realizado las firmas, pero cierto es que deberá explicar por qué guardar algo que él no hizo. Si queda demostrado el caos y desorganización que rodearon al ídolo en sus últimos momentos de vida.

La Justicia se pregunta, “¿Cuántas veces se habrán repetido estas situaciones en la vida del ídolo?”. Puedo imaginar que seguramente investiguen los últimos actos de disposición del extinto Maradona. 

Por lo pronto les cuento que en la actualidad los fiscales esperan el resultado del análisis de los teléfonos de los doctores Luque y Cosachov. 

Los investigadores ya tienen los chats del grupo de WhatsApp, de ese rejuntado que hacían las veces de asistentes terapéuticos.  


Pero lo que si terminara de volcar la balanza de los investigadores será el dictamen de la junta médica, que deberá determinar si hubo mala praxis o si la modalidad elegida por el entorno, era el indicado para pacientes con esa patología, el Dr. Alfredo Cahe, médico de Diego y de otras estrellas del firmamento argentino, fue claro al decir que “debía estar internado donde fue operado”. 


Antes de terminar esta nota, les dejo un consejo, si hace una travesura, no deje pruebas al alcance de la mano, el derecho no ampara BOLUDOS… 

Dejá tu comentario