DOLAR
OFICIAL $84.77
COMPRA
$90.77
VENTA
BLUE $155.00
COMPRA
$161.00
VENTA

Carolina Píparo mandó preso a su marido

La Justicia ordenó la detención del marido de Carolina Píparo. Juan Ignacio Buzali, fue aprehendido en su casa y no opuso resistencia. Se lo investiga por haber atropellado a una moto el 1 de enero cuando llevaba a sus padres a casa.  

carolina píparo
carolina píparo


La semana pasada les conté los pormenores de esta novela que se inició con un robo que sufrió Carolina Píparo, multiplicado por su incontinencia verbal y una evidente intención de obtener un rédito político del episodio. De algo estoy seguro, este evento tendrá más implicados. Usted querrá saber ¿quiénes? los sectores políticos en pugna.


La fiscal Eugenia Di Lorenzo, imputó al conductor de tentativa de homicidio, en perjuicio de Luis Levalle y un menor de 17 años que circulaban por la calle luego de ir a ver la tradicional quema de muñecos de la ciudad. Para los investigadores hay “pruebas suficientes” para determinar la intención del conductor de atropellar al motociclista. 


Si bien al principio, la causa había sido calificada como lesiones leves, la aparición de un video de los instantes previos al impacto del auto contra la moto, más las declaraciones de los testigos, reforzaron la sospecha de la fiscal que, no se trataba de un accidente. Mientras tanto, en paralelo, ayer fue detenido un menor que estaría implicado en el robo que sufrió Piparo. 



El ministro de seguridad Sergio Berni y los investigadores, sospechan la ingesta de alcohol del conductor del automóvil, pero lo concreto es que el test se lo realizaron 16 horas después del episodio. Pero Carolina Piparo, fiel a su estilo “contestatario”, tweet mediante dijo: “…ustedes quisieron hacer politiquería, Ministro de la vergüenza, siempre…”. 


Hay una cosa que le hizo ruido en la fiscalía, y fue en la declaración de la incontinente Carolina, quien acompañada por sus abogados Fernando Burlando y Fabián Améndola, textualmente dijo: “Señaló a un grupo de motociclistas entre los que estaba el embestido Levalle y le dijo al marido ‘son los que me afanaron’ y dijo que intentaron un ‘seguimiento tranquilo’, (no puedo representarme a Píparo tranquila), y digo pobre marido, cómo le habrá dejado la cabeza. Toda esa secuencia de “seguimiento tranquilo” con una tranquila y pensante Píparo que siguió declarando, en un momento nos vimos rodeados de motos y nos asustamos, y creo que escapamos por un costado, me di cuenta que golpeamos algo, porque oí el ruido, y le empecé a decir a mi marido a los gritos, que corra, que nos morimos, y cada vez con más presión le dije: acá no nos morimos, con lo cual el conductor apretó el acelerador y se llevó por delante lo que había, una moto con gente, que seguro confundió, pero no solo embistieron al motociclista, arrastraron la moto unos 300 metros y siguieron la marcha.


Continúa su relato Carolina, “mi marido estaba muy desorientado, y me dice que llame al 911, cuando me atienden, no sé si me identifico y aviso que nos están siguiendo. Yo sentí que no teníamos salida, que íbamos por calles oscuras y solos”. La fiscal le preguntó cuántas veces llamó al 911, creo que 2 o 3 veces, ya no me acuerdo porque teníamos mucho pánico. 


Bueno, para la Justicia el marido de Píparo, pudo haber optado por dejar ir a los motociclistas que estaban en movimiento, que siguieran su camino o en su defecto giran en algún cruce de calles, pero lejos de ello decidió seguirlos y sin importar las consecuencias. 



Entre nosotros, me puedo imaginar a Carolina Píparo, a los gritos, y al pobre marido tratando de satisfacerla atrapando a los motoqueros… Por eso cuando tenga un accidente no oiga a NADIE, deténgase y llame a la policía…   

 

Dejá tu comentario