DOLAR
OFICIAL $164.45
COMPRA
$172.45
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

Arte visual y arquitectónico en una cúpula consagrada a la cultura

La artista visual Giorgia Alliata montó en el piso 12 del imponente Edificio Bencich de Avenida Córdoba y Esmeralda, un espacio muy porteño. Junto a la fotógrafa Adriana Cichero, invita a grupos de no más de veinte personas a disfrutar de un poco de arte dentro de ese otro arte desplegado por los hermanos Bencich allá por 1927 cuando decidieron legarle a Buenos Aires una colección muy completa de la mas exquisita arquitectura.


Si pudiera realizársele un estudio genético a las paredes de este edificio, probablemente descubriríamos rastros de su linaje cultural ya que en uno de los departamentos vivió -ni más, ni menos- que la poetisa Alfonsina Storni.

mariela  nuevas

mariela  nuevas

Pero sin lugar a dudas, las torres con cúpulas de tono rojizo constituyen el elemento relevante de esta construcción proyectada por el arquitecto francés graduado en la famosa Escuela de Bellas Artes de París Eduardo Le Monnier.

mariela  nuevas

"Tenía el sueño de subir a este edificio desde que lo vi. Tuve la suerte de cumplirlo gracias a Giorgia que abre sus puertas para compartirlo con distintas propuestas e hicimos en colaboración estos encuentros", expresa Cichero en su cuenta de Instagram 'La reina de las Cúpulas', recientemente declarada de Interés Cultural por la Legislatura porteña .

mariela  nuevas

Por su parte, Alliata -que además es abogada- cuenta cómo fue la experiencia de poner en marcha su propio sueño y experimentar interacciones entre el arte y el derecho: "Encontré este espacio que estaba cerrado hacía 20 años y quería habitarlo pero invitando a la gente a que venga a interpretar la obra. Estuve 10 meses interviniéndolo".

mariela  nuevas
 
Respecto de los colores utilizados, explica que "el azul representa lo intangible, el desacuerdo, la profundidad de lo fluido y de cómo muta la proclamación de justicia a nivel personal", mientras que el dorado representa "la riqueza que cada uno cree que le pertenece".

mariela  nuevas

Un laberinto para perderse en el arte
 
Luego, entre el espacio circular y otra sala contigua mas tradicional, Constanza Schwartz fue la responsable de instalar un laberinto; un pasillo con paredes de vidrios oscuros donde uno puede perderse y dejarse atrapar por la propuesta.

La idea es que el participante recorra en un tiempo mítico la deconstrucción de la realidad cotidiana.

mariela  nuevas

Según se argumenta en esta propuesta, "la desorientación potencial que genera el laberinto se extiende a los espacios urbanos en que vivimos".

mariela  nuevas
 
Una actividad altamente recomendable, incluso para los que quieran desafiar el vértigo y la claustrofobia. El próximo encuentro tendrá lugar el sábado 3 de diciembre de 16.00 a 18.00. Requiere inscripción previa.

mariela  nuevas
mariela  nuevas

Dejá tu comentario