DOLAR
OFICIAL $98.02
COMPRA
$104.02
VENTA
BLUE $182.50
COMPRA
$185.50
VENTA

Ara San Juan: macabra coincidencia

No existen las casualidades, existen los hechos conexos y repetidos a lo largo de la historia Argentina.

Esta vez el Ara San Juan pone en evidencia que en la Armada aún quedan viejas costumbres de tiempos innombrables. Coincide la muerte en el mar, coincide negar la responsabilidad de esas muertes, coinciden los métodos para defenderse cuando se los acusa, coinciden en tapar todo, coinciden en los apoyos de medios afines con sus viejas prácticas.

Por un lado, la Armada (Hombres de la Armada) envía a los 44 tripulantes a la muerte en altamar, por otro lado, la Armada forma parte del proceso que desapareció torturó y en algunos casos arrojó al mar a quienes pensaban distinto 

En ambos tiempos, la misma mueca, la verdad se oculta, son corporativos, sigue la maldita subordinación (obediencia debida).

En la causa del Circuito Camps por ejemplo, la Defensa Iberico Saint Jean  quien fuera Gobernador de la Provincia de Buenos Aires , desconoce los hechos que le imputan y desconoce cómo murieron los desaparecidos.

En la causa del Ara San Juan, por ejemplo la Defensa de Lopez Mazzeo, ejercida por Saint Jean (hijo), argumenta en el mismo sentido. Alude desconocer porqué se lo acusa, invoca también no conocer cómo se produjo el hundimiento del submarino ocasionando la muerte de su tripulación.

Hoy asistiremos como querellantes a audiencia por una nulidad denegada a la defensa de Lopez Mazzeo. Allí, argumentaron que “no se les explicó de que lo acusaban” otra vez, la macabra coincidencia no sabe de qué se lo acusa, no sabe qué pasó, quieren pruebas que yacen en el mar. 

Parafraseando a uno de los acusados de aquel tiempo de muerte, y de desprecio de la vida de los demás, sostenemos:

Primero mataremos a todos los subversivos, luego a sus colaboradores, después a sus simpatizantes, enseguida a aquellos que permanecen indiferentes y finalmente a los tímidos.

Primero acusaremos a los responsables directos, luego a sus cómplices silentes, después a los políticos que los apañaron por años, enseguida despertaremos a aquellos indiferentes y finalmente tendremos verdad y justicia.

Dejá tu comentario