DOLAR
OFICIAL $183.74
COMPRA
$192.74
VENTA
BLUE $382.00
COMPRA
$386.00
VENTA

Señal de Cambiemos por la unidad y la inclusión de Macri: terminó la cuarentena para Pichetto

La aparición de Pichetto en el Congreso es una novedad que supone también el acuerdo con otros sectores del peronismo como Cristina de Kirchner.

La aparición de Miguel Pichetto en el Congreso es una novedad política principal. Confirma su puesto como representante de la oposición en la Auditoría General de la Nación y blinda la unidad de Cambiemos en un momento clave para el funcionamiento institucional.

Supone también el acuerdo con otros sectores del peronismo como Cristina de Kirchner, quien está en libertad por la estrategia de Miguel Pichetto para proteger sus fueros.

Massa cenó en la noche del martes en Olivos con Alberto Fernández y Máximo Kirchner, a quienes les comunicó la cita de hoy. “Es un tema institucional”, acordaron los tres.

La reunión de la cúpula de Juntos para el Cambio a mediodía de este miércoles es el levantamiento de la cuarentena política para Pichetto. Es central como señal política de unidad de la oposición. Juntos por el Cambio es una mesa colegiada de jefes partidarios, gobernadores y jefes parlamentarios que arbitra decisiones, superando muchas veces  diferencias relevantes. En esta oportunidad se vuelve a privilegiar la unidad porque es una señal a Mauricio Macri, principal respaldo de la candidatura de Pichetto a la AGN.

El ex mandatario había pedido la presidencia de la AGN para el ex compañero de fórmula. Cedérselo hubiera sido para sus aliados el reconocimiento de una precedencia por sobre todos que podría hacer tambalear la unidad. Una silla de auditor hasta 2023 para Pichetto es una validación de la autoridad de Macri en la mesa de Cambiemos suficiente como para preservar la unidad.  Macri es el blanco de una campaña de asesinato de imagen por parte del gobierno, que busca complicarlo en causas judiciales. Un argentinismo, porque los resultados electorales han demostrado que no se ven afectados por el desprestigio de los políticos, fuera consecuencia de campañas o de sus propios desatinos. Cristina ganó la reeleción en 2011 con amplio margen de votos pese al estallido del caso Shocklender. También ganó una banca por Buenos Aires en 2017 por 37% de los votos, cuando sus adversarios creían que su sola aparición hundiría al peronismo. Multiprocesada, ganó el año pasado la vicepresidencia. El voto es inmune a las sagas judiciales, y el público toma las decisiones de urna considerando otros factores que contradicen a las leyendas periodísticas, a las encuestas de opinión y al poder presunto de los jueces para manejar a los políticos.

Es clave porque en estas horas el oficialismo arriesga decisiones importantes en el Congreso. Pero tiene dificultades de quórum en Diputados y no tiene los 2/3 en el Senado. Que la oposición se mantenga unida le agrega dificultades. La relevancia de esta rosca justificó que Mario Negri, el jefe del interlboque de Diputados, al que representará Pichetto por esa cámara, hiciera un viaje de Córdoba a Buenos Aires en auto por 24 horas. Llegó el martes para llevarlo a Pichetto a la oficina de Massa, pero la reunión se suspendió por la noticia de la aparición de dos contagiados por la peste en el personal. Se postergó hasta este miércoles a mediodía.

La confirmación de Pichetto como auditor cumple un compromiso en la oposición anterior a la peste. A finales de febrero esa fuerza negoció la propuesta a Jesús Rodríguez como presidente de la Auditoría General de la Nación, que era el nombre que impuso la UCR. Las tres fuerzas le cedieron al Pro la silla que dejaba Rodríguez y el nombre acordado fue el de Pichetto.

Ese pacto fue formalizado en una charla por whatsapp de las cúpulas partidarias, cuyo texto fue copiado y distribuido entre Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich y Maxi Ferraro como testimonio. Fue cuando whatsapp alcanzó la fuerza de protocolo notarial para certificar un compromiso. 

De esa negociación participaron los integrantes de la mesa de Cambiemos, en donde el Pro está representado por Patricia Bullricho y los diputados Cristian Ritondo y Álvaro González. Estos dos legisladores estuvieron en la cita con Massa y han sido los valedores de Pichetto que lograron que aceptase la nominación. Pichetto es un animal legislativo con años de experiencia en las dos cámaras del Congreso.

 Pichetto demoró la respuesta porque ha querido prevenirse de un ataque del oficialismo a su persona cuando la cámara de Diputados apruebe esa designación. La cámara tiene que aceptar su nombre como la actual oposición le aceptó al peronismo después de 2015 los nombres propuestos por el gobierno que terminaba. Los auditores son propuestos por los partidos, y las cámaras sólo los confirman.

Pichetto representará a la oposición de Juntos por el Cambio de Diputados para cubrir el mandato de Rodríguez en el lapso que le queda, es decir hasta abril del año 2023.

La semana que viene habrá sesión en la cámara para aprobar la designación.

Esa función requiere ser profesional del derecho o de ciencias económicas y tiene inhibiciones para ejercer otras tareas profesionales, salvo la docencia. Eso quiere decir que Pichetto debe cancelar la matrícula de abogado y dormir su estudio de Patagonia Jurídica, que es donde tiene su bunker político hasta ahora.

No está inhabilitado para ser candidato a cargos legislativos.

Dejá tu comentario