DOLAR HOY: COMPRA $58.51 VENTA $63.51

Mejoras a un sistema impositivo

La cobranza de impuestos trata de realizarse sobre la mayor cantidad posible de ciudadanos.

Cuánto voy a pagar de Ganancias: calculá el impuesto con un simulador

Ante todo debemos entender que un sistema impositivo, expresado de la forma más sencilla posible, es la coordinación de todos los impuestos que rigen en una Nación de forma tal que los ciudadanos tengan previsibilidad y no sientan asfixia constante sobre sus ingresos; mientras que cuando en un país existen un sinfín de tributos descoordinados y en cada momento de la vida del mismo se crean y/o modifican constantemente los tributos existentes pasa a ser un régimen impositivo.

Lo más importante a entender es que en todos los países del mundo la cobranza de impuestos trata de realizarse sobre la mayor cantidad posible de ciudadanos, también en lenguaje técnico se llama “ampliación de la base de contribuyentes”, y puede realizarse de 2 (dos) maneras distintas:

  1. Mediante la no actualización de los montos mínimos sobre los que se deben pagar impuestos, lo cual a través de los aumentos constantes de los precios en forma continua se van incorporando una mayor cantidad de ciudadanos que los abonan

  2. A través de la eliminación de exenciones (productos, servicios o actividades) lo que a su vez permite bajar la tasa de los impuestos que pagan la mayor parte de la población

Entre las anteriormente expresadas, debemos decir que la número 1 es potencialmente causante de problemas económicos complejos puesto que nos damos cuenta en el último momento que puede generar casos de aumentos desmedidos de precios, degradación de los ingresos de aquellas personas que viven gracias a una relación de dependencia y hasta una paralización de la actividad económica como consecuencia de la pérdida de valor de la moneda y dicha problemática puede alcanzar niveles muy grandes; mientras que si observamos detenidamente la alternativa número 2 nos podemos encontrar con que al generarse una disminución de tasas impositivas puede traer aparejada una baja de los precios de los productos y servicios que se venden en una país e incluso esta baja de tasas puede llegar a tener como efecto posterior una revaluación de la moneda del país y hasta un aumento de la recaudación nacional de impuestos en lapsos de corto plazo para una Nación (como es en hasta 2 años) produciendo una sensación de bienestar en la población y promoviendo la reincorporación de las ganancias de las empresas en el circuito de la producción y no en lo financiero.



Dejá tu comentario