DOLAR HOY: COMPRA $56.83 VENTA $60.83

Los policías se contradijeron en sus testimonios por el asesinato del hombre en Villa Crespo

Claudio Romano fue asesinado por agentes de policía en supuesta "legítima defensa". 

asesinaron joven
El primero de octubre Claudio Romano fue asesinado por Policías de la Ciudad en el barrio porteño de Villa Crespo, por el hecho, hay tres oficiales detenidos, quienes este martes pidieron a través de sus abogados el beneficio de la prisión domiciliaria.

Aunque hasta el momento la jueza Ángeles Gómez Maiorano no resolvió el pedido, la esposa de la víctima explicó a BigBang que junto a su letrada se presentó en las últimas horas como querellante, por lo que pudieron tener acceso al expediente, lo que les permitió determinar que Romano recibió nueve disparos al momento del ataque, y que además, la versión que dieron los policías en su declaración no coincide para nada con lo que muestran las imágenes de las cámaras se seguridad.

Según explicó a este sitio Lucía Sánchez Cáceres, el informe preliminar de la autopsia indica que su esposo recibió nueve impactos de bala, y que uno de esos, el que le dio en el tórax, fue el que le produjo la muerte instantánea. Además, el hombre de 39 años presentaba pequeñas heridas en sus muñecas, y otros dos cortes en el abdomen.

"Se determinó la existencia de nueve lesiones producto de impactos de armas de fuego, y la mayoría fueron desde adelante hacia atrás. El disparo que le dio en el tórax fue el que provocó la muerte. También tiene una lesión en la cara, por la patada que se ve que le dieron el video, la cual ocurrió antes de su muerte", sumó María del Carmen Verdú, abogada de la mujer de Romano, y titular de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi).

En el informe, que es muy escaso, se habla de "lesiones escoriativas cortantes" en el abdomen, pero no se determina si esas heridas fueron provocadas mucho antes del enfrentamiento con la policía, o si ocurrieron en el mismo momento.

A pesar de que falta conocer qué pasó en los momentos previos aque la víctima y los oficiales se encontraran, la esposa del hombre fallecido sostiene que quisieron robarle, y que los ladrones lo lastimaron con una navaja cuando él se resistió.

“Esa zona está llena de pungas. No sé si le falta algo, la billetera la tenía. Quizás se quiso defender, y le pegaron los puntazos. Hay muchas cosas que no podemos responder, porque necesitamos ver los videos”, dijo Lucía Sánchez Cáceres, aunque aclaró que su marido siempre era muy cuidadoso cuando estaba en la calle, e incluso mientras esperaba a los pacientes que trasladaba, nunca se quedaba dormido en el auto.

Aunque la causa se encuentra en plena investigación, porque todavía falta conocer el resultado final de la autopsia y el informe de la pericia balística, el cual va a determinar cuántas veces disparó cada uno de los oficiales implicados, este martes los abogados de los detenidos solicitaron la libertad para sus clientes.

"El tema de libertad o detención, se decide entre el órgano judicial y su defensor. En algunos casos solo te notifican, por lo que no sé cuáles son los argumentos para pedir la libertad. Igual sería una barbaridad si se la dan", dijo Verdú, quien agregó que dos proyectiles se pudieron rescatar del cuerpo de Romano al momento de la autopsia, por lo que, a pesar de que todas las vainas servidas encontradas dentro y fuera del auto son 9mm, aun falta determinar si todos los detenidos dispararon y cuántas veces lo hicieron.

Los tres policías apresados declararon la semana pasada, pero recién en las últimas horas la familia de Romano pudo tener en sus manos el expediente para leer su versión.
 
“La declaración de los oficiales la leí una sola vez. Ellos dicen que Claudio bajó de su auto enajenado, pero en el video se ve que baja tranquilo. El oficial dijo que le pateó la mano para sacarle la navaja, pero la compañera dice que le pegó en la cabeza, y la otra oficial dice que la patada fue en el brazo. De acuerdo a lo que se ve en las cámaras que toman la situación de frente, el relato de los policías no concuerda. Ellos declararon y no se ponen de acuerdo en quién disparó primero, ni por qué”, sostuvo la novia de la víctima.

En ese sentido, dijo a este portal que ahora es importante poder entender qué pasó antes del ataque, porque ella no tiene ninguna duda de que a su esposo lo mataron los policías, al asustarse cuando lo vieron bajarse lleno de sangre de su auto.

“Nosotros lo que queremos es ver las cámaras que toman la situación de frente, que esas imágenes la Justicia las tiene del día uno. Ellos están actuando rapidísimo, así que no me puedo quejar”, se sinceró.

Claudio Romano trabajaba en una remiseria que tenía un contrato con una ART, por lo que siempre trasladaba desde zona sur hasta la Capital Federal a los pasajeros que tenían que hacer rehabilitación. En general, pasaba a buscar primero a los pacientes, y después llevaba a cada uno a la clínica que le correspondía por su tratamiento.

En el último lugar donde paraba, solía estacionarse en doble fila, ya que ese paciente andaba con muletas y no podía caminar demasiado. Debido a esto, conocía muy bien al policía que custodiaba esa cuadra, y por eso hoy fue citado a declarar para que brindar su versión de los hechos.

"Hasta el momento han declarado todos los pasajeros con los que Romano trabajaba y hoy declaró uno de esos policías que lo dejaban estacionar, lo conocía desde hacia dos años, pero solo intercambiaban palabras. En su declaración dijo que nunca vio que se peleara con nadie y que no cree que conociera previamente a los detenidos", explicó la abogada de Correpi, mientras que por último agregó que los policías dijeron también en su indagatoria que a Romano nunca antes lo habían visto.

Dejá tu comentario