DOLAR
OFICIAL $100.41
COMPRA
$106.41
VENTA
BLUE $198.50
COMPRA
$201.50
VENTA

La otra batalla que dará el gobierno de Alberto Fernández: disolver la AFI y darle al Congreso mayor control del espionaje

Por Luciano Fryszberg. La guerra madre que tienen los Fernández es la lucha contra el hambre. Limpiar los servicios de inteligencia será igual o más duro.

Una de las primeras reformas que evalúan Alberto Fernández y Cristina Kirchner ni bien pisen la Casa Rosada es disolver la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Razones sobran para una reforma en el espionaje argentino. Gustavo Arribas, el director de la AFI, nunca acercó el organigrama a la bicameral de fiscalización de organismos de inteligencia. Esto hace sospechar a los Fernández y por ello quieren desmantelar con urgencia la AFI.

La idea es trasferir sus funciones a otros organismos y sumarle al Congreso mayores atribuciones para supervisar el trabajo de los espías. Obviamente, los Fernández no lo ejecutarán vía DNU sino que será ley en el Congreso. ¿Cómo reaccionarán los servicios si se deja a los espías sin el poder que venían teniendo y se los controla?

La batalla que quieren dar los Fernández es contra miles de agentes de inteligencia que prestan funciones dentro de la AFI y, además, contra cientos de hombres inorgánicos que operaban para el macrismo.

¿Se reditará la batalla Béliz-Stiuso?

Stiuso tuvo un rol protagónico en el espionaje argentino de las últimas décadas y fue el agente más temido en Comodoro Py. El kirchnerismo lo jubiló en enero de 2015, después de haberlo sostenido durante años, en los que acumuló cada vez más poder.

En los inicios del gobierno de Néstor Kirchner, Beliz, como ministro de Justicia, lo enfrentó y terminó eyectado del Gobierno. No solo mostró su foto, sino que además lo acusó públicamente por sus manejos en la SIDE. Se fue a vivir Washington, a trabajar para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ahora está de vuelta y Alberto Fernández planea sumarlo a sus equipos en un rol como un asesor estratégico.

Faltan pocos días para que asuman los Fernández. Stiuso y sus ex compañeros de la SIDE saben que se vienen cambios importantes. ¿Se logrará finalmente limpiar los servicios?

Dejá tu comentario