DOLAR
OFICIAL $61.98
COMPRA
$66.98
VENTA
BLUE $78.50
COMPRA
$83.50
VENTA

La fuerte carta de Vicky Xipolitakis sobre la violencia que vivió con Naselli: "Me ahorcó, me pegó y revoleó al bebé a la cuna"

La mediática publicó en las redes sociales la carta abierta dónde cuenta todos los detalles de la violencia que vivió junto a su ex marido.

"Físicamente recibía cachetadas a mano abierta pero me dolía más la agresión verbal", es una de las tantas situaciones que se pueden leer en la carta que Vicky Kipolitakis publicó en su cuenta de Twitter contando el infierno que le tocó vivir durante su matrimonio con Javier Naselli con quien tiene un bebé de por medio, Salvador.

La mediática publicó tres páginas contando las situaciones de violencia de género que vivió con su ex marido con quien tiene un hijo: "Revoleó a Salvador y el bebé rebotó en la cuna".

Vicky  denunció a su ahora ex marido por violencia de género física, psicológica y verbal, situaciones que relató en la publicación que compartió en sus redes sociales. “Denuncié para darle un punto final, sino seguía perdonando y creyendo que iba a cambiar”, expresa Vicky en la carta, donde asegura que presentó testigos de todo tipo a la Justicia que incluye desde material audiovisual hasta personas concretas.

Uno de los primeros momentos que relata Vicky fue una situación padecida post parto y que según relata se repitió “todas las noches”: “(Estaba) con los puntos por la cesárea, con dolor que apenas podía caminar, acunando, amamantando al bebé hasta altas horas de la madrugada y él dormía o se despertaba gritando ‘en esta casa no se puede dormir’, dando portazos enojado, despertando al bebé, haciéndolo llorar”.


 Algunas de sus frases:

“Hace dos años y medio que estoy viviendo un infierno. J.N. es una persona agresiva, muy nerviosa, todo le molesta, por todo se queja y lleva toda situación a la pelea”

“La agresión física la dejaba pasar, nunca le di importancia, más me dolía la verbal que lo llevaba por horas exponiendo al bebé, siempre le pedí que delante de Salva no grite. Sabia mi punto débil, nunca le importó su hijo y menos yo”

“Físicamente recibía cachetadas a mano abierta que me dejaba la piel colorada por distintas partes del cuerpo, o empujones por cosas que le parecían mal o no le gustaban. Y las agresiones verbales eran todo el tiempo denigrándome a mi como mujer”.

“Él es un hombre totalmente toxico, intolerante que cada cosa que pasaba le molestaba, como por ejemplo si el bebé me vomitó, si un cuadro se cayó, si comía de tal manera, si me sacaba una selfie, si hablaba por teléfono, si le pedía el teléfono al doctor cuando estaba embarazada”

“Lo que quedó grabado en mi mente el día que estaba nervioso porque decía que se tenía que ir y entonces le pedí que lo tenga a upa porque tenía que ir al baño y él lo revoleó a Salvador y rebotó en la cuna. El bebé abrió grande los ojos y miraba asustado”

“Le dije ‘es la ultima vez que me faltás el respeto’ y ahí fue cuando me empujó y me ahorcó fuertemente, que ni me daba cuenta de los golpes”

“J.N. sabés lo que soy enojada, no me busques, te amé, nunca nos cuidaste, siempre nos pisoteaste, nos dejaste tirados por tu forma de ser que tanto luche en mejorar y no pude”

Dejá tu comentario