DOLAR
OFICIAL $69.28
COMPRA
$74.28
VENTA
BLUE $117.00
COMPRA
$127.00
VENTA

Flexibilización de la cuarentena: la Ciudad evalúa abrir comercios, permitir el running y ampliar las salidas de chicos

Los paseos de fin de semana podrían hacerse ambos días sin restricción por DNI. Y reabrirían las galerías de arte. Los comerciantes presentaron un protocolo.

Como cada vez que se avecina la renovación del período de cuarentena, los días previos son de especulaciones sobre cómo será la siguiente etapa. Así, y tras las declaraciones del ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, que dijo que se "podrían habilitar actividades de muy bajo riesgo" si la curva de contagios de coronavirus se mantiene estable, en la Ciudad comenzó a hablarse de cuáles serían esas actividades.

Fuentes del Gobierno porteño reconocieron que se estudia si se pueden reabrir dos rubros comerciales muy golpeados, como los de ropa y calzado. También está en evaluación la apertura de las galerías de arte y otros espacios culturales. Y una actividad al aire libre como el running, que podría permitirse de noche. Las salidas de los chicos, los fines de semana, se habilitarían tanto sábado como domingo, pero sin la restricción actual del DNI de los padres. 

El de los comercios es uno de los sectores más castigados en la Ciudad. Este martes a la mañana, la Federación de Comercio e Industria (FECOBA) presentó protocolos sanitarios para la apertura de los locales de indumentaria y calzado en la Capital. Lo hicieron en el marco de una reunión que FECOBA mantuvo con las autoridades porteñas.

Según pudo saber Clarín, "la reunión fue positiva, y si no se registran cambios significativos en el aumento de casos, ambos rubros se sumarán a los negocios que reabrirían el lunes". 

Además, agregaron que todo se hará bajo protocolos sanitarios que fueron presentados ante las autoridades y se están terminando de ajustar.

Sin embargo, las fuentes aclararon que todo depende de la reunión que el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, mantendrían entre miércoles y jueves, y en la que el mandatario porteño planteará cómo será la nueva cuarentena, que arrancará el lunes, en la Ciudad.

Como ocurre en cada ocasión en la que se prorroga el período de aislamiento, es el Gobierno Nacional el que termina fijando las pautas que propone cada jurisdicción. Está claro que el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con el 84 por ciento de los contagios, es donde deben tomarse las decisiones más difíciles. En la reunión del lunes en la Casa Rosada se habló de estos y otros temas, y pese a la tensión que por momentos surge entre la Provincia y la Ciudad, está claro que ambos gobiernos tienen presiones de distintos sectores que buscan reactivarse.

En el Gran Buenos Aires, donde se concentra gran parte de la actividad productiva del país, reabrieron industrias y evalúan los pasos a dar en los próximos días. En la Ciudad, el gran motor es el comercio. Si bien se permitieron aperturas de más rubros en distintas áreas, el 16 se ensayó una marcha atrás parcial y debieron cerrar unos diez mil locales.

Esa decisión se tomó en un momento en el que la cantidad de casos diarios en la Ciudad se había multiplicado desde la anterior apertura, el 11 de mayo. Así, el 22 de mayo, por ejemplo, hubo 409 casos positivos, contra 82 del 6, cuando se optó por la flexibilización con apertura de negocios más allá de los esenciales.

Ahora, y aunque hay jornadas con más de 400 casos, como la del sábado 30, con 441 confirmados, el domingo hubo 340 y el lunes se confirmaron 274. También parece aplanarse el incremento de infectados en los barrios vulnerables, en donde se hacen operativos puerta a puerta para intentar cortar la cadena. Sin embargo, según explican, todavía hay que esperar para decretar que la curva se estabilizó.

​Tanto en Nación, como en Provincia y Ciudad, tienen claro que el transporte público es un foco de contagio. Por eso, en cada decisión se prioriza que la movilidad en trenes, colectivos y subtes se mantenga al mínimo posible. Para eso, desde el lunes rige el nuevo permiso para circular, y también se pone en marcha la reserva de asientos para viajar en tren, que estará a prueba desde el próximo lunes.

Se trata de que solo viajen los trabajadores de los denominados rubros esenciales de una jurisdicción hacia la otra. Y que en el caso de la Ciudad, los que abran sean comercios de cercanía a los que los vecinos puedan llegar caminando.

"Hemos tenido una reunión auspiciosa. Creemos que están dadas las condiciones para la apertura de comercios de rubros que hasta hoy no pudieron abrir. Esperamos que en los próximos días se instrumenten nuevas herramientas", afirmó Fabián Castillo, presidente de FECOBA.

Además de Castillo, del encuentro participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, y el subsecretario PyME, Christian Bauab.

Además, desde FECOBA buscan reabrir la actividad en las principales arterias, donde se habían permitido comercios desde el 11 de mayo, que luego fueron cerrados. Son unos 10.000 establecimientos. También quieren incluir locales vinculados a la industria textil, la madera y el cuero.

"Se extremarán los protocolos sanitarios en los locales para evitar que la reapertura comercial implique un retroceso en cuanto los cuidados que se exigen para evitar la circulación social del virus", señaló Castillo.

Los mismo ocurrirá si finalmente se permite el running. Se estudia habilitarlo en horarios nocturnos, durante una hora y en espacios de cercanía. Es decir, no se abrirían parques y plazas que ahora están cerrados. Y los corredores deberían ir de a uno y por contornos de espacios verdes.

Dejá tu comentario