DOLAR
OFICIAL $125.93
COMPRA
$131.93
VENTA
BLUE $252.00
COMPRA
$268.00
VENTA

El Gobierno aplica una nueva estrategia sanitaria contra el covid: “frena” la llegada de más vacunas

La ministra Vizzotti explicó que regulan el arribo de sueros contra el coronavirus ante el stock disponible. La iniciativa despierta dudas en expertos, que aseguran que las dosis deberían aplicarse con más rapidez.

El Ministerio de Salud de la Nación encara desde este 2022 una nueva estrategia sanitaria para combatir la pandemia de coronavirus: por primera vez busca “frenar” el arribo de dosis al país ante el importante stock que ya tiene la Argentina.

La información fue confirmada por la propia ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti, que confirmó que su cartera “está regulando” el envío de las vacunas Sputnik V, Pfizer, Moderna y CanSino.

“La Federación Rusa no es que no manda vacunas porque no quiere, sino que la Argentina le pidió que no nos envíe porque tenemos stock. Tuvimos una reunión en relación a eso y aún nos quedan 9,5 millones de dosis del contrato vigente”, señaló la funcionaria.

Vizzotti confirmó que el pedido se extendió al resto de los proveedores de vacunas y que la nueva estrategia de recepción de sueros obedece a que “administrar” las dosis tiene dificultades y que buscan evitar que permanezcan en galpones sin usarse y puedan vencer.

“El primer semestre se caracterizó por dificultades en el acceso (a las vacunas), el segundo semestre se destrabó ese cuello de botella y la llegada de vacunas hace que desde la logística haya dificultades: se tienen que almacenar, preparar, distribuir, tienen un vencimiento, por lo que en función de la demanda y uso vamos pidiendo lo que necesitamos”, explicó la funcionaria en la Casa Rosada ante la pregunta del cronista de CNN Radio.

TN había adelantado que Vizzotti viajó a Rusia para coordinar la entrega de las restantes Sputnik V. Las fuentes consultadas habían señalado que la ministra pidió acelerar el proceso de producción. En Salud niegan esto.

Según la última actualización del Monitor Público de Vacunación se distribuyeron en todo el país unas 96.690.688 dosis de vacunas, de las que ya se aplicaron 88.289.518, es decir que el stock disponible sin usar es de 8.401.170 sueros.

La Argentina se encuentra en plena etapa de suministro de las terceras dosis de vacunas ante el avance de la variante Ómicron, que provocó un fuerte salto en el número de contagios y aumentó la mortalidad.

La nueva estrategia despierta dudas en algunos de los expertos que asesoran al Gobierno. Uno de estos le dice a TN que el problema no debería ser que las vacunas se amontonen en un galpón sino que el Gobierno debería aplicarlas con más rapidez. “Para evitar que se venzan se deben aplicar, entonces el problema no es que el país tiene stock, sino que tal vez no se están suministrando con la velocidad que se debería”, asegura.

Hasta el momento 39.750.458 millones de personas iniciaron su esquema mientras que poco más de 35 millones lo completaron. A su vez ya se colocaron 10 millones de dosis de refuerzo y 3 millones ya tiene su suero adicional.

El Gobierno aún debe recibir millones de vacunas de los laboratorios Pfizer, Moderna, CanSino y Sputnik V. Son más de 50.000.000 de unidades que deberían arribar a lo largo de 2022.

Un número que esconde, a su vez, la intención de la Casa Rosada de aplicar una carta dosis del suero contra el COVID-19. Aunque la información se maneja bajo estricta reserva se podría comenzar en septiembre u octubre con la colocación de estas dosis en grupos de riesgo y personal médico.

En cuanto a las vacunas Sputnik V, el miércoles pasado la ANMAT aprobó condicionalmente el certificado de las dosis rusas que se producen en el laboratorio Richmond. No se trata de un dato menor ya que a partir de ahora los sueros que recibirá el país serán -en buena medida- los envasados en la planta que esa firma tiene en el territorio bonaerense.

La ANMAT autorizó la inscripción de la vacuna Sputnik V en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) mediante la Disposición 955/22. Al tratarse de una autorización de uso de emergencia, el registro se otorgó por el plazo de un año, como es habitual en esta situación.

Dejá tu comentario