DOLAR
OFICIAL $94.39
COMPRA
$100.39
VENTA
BLUE $153.00
COMPRA
$158.00
VENTA

Ricardo Canaletti recibió el alta tras sufrir una neumonía bilateral por coronavirus

El periodista contó cómo se siente luego de pasar varios días internados en la Clínica Trinidad de Palermo.


Tras haber dado positivo en coronavirus, Ricardo Canaletti fue internado en la Clínica Trinidad de Palermo por una neumonía bilateral. Este sábado en diálogo con TN Show, el periodista contó que recibió el alta y dio detalles de su cuadro.

Feliz de estar de nuevo en su hogar, el conductor de Cámara del crimen e Historias para no dormir afirmó: “Me dieron hoy el alta. Estoy en casa. Me siento un poco mejor”.

Días atrás, Canaletti expresó que no sabe dónde pudo haberse contagiado: “Esto empezó el 17 de abril, ahí tuve síntomas de fiebre muy alta y llegué a superar los 39 grados. En un principio no creí que fuese COVID-19. Al día siguiente fui al sanatorio donde me revisaron los pulmones y me hicieron un hisopado que dio ‘no detectable’”.

“Eso resultó ser un ‘falso negativo’”, agregó en diálogo con este medio y explicó que de alguna manera este diagnóstico equívoco fue el que provocó que las cosas se complicaran.

Los síntomas continuaron de manera leve, pero se fueron agravando hasta que el 27 de abril volvió al sanatorio, donde le realizaron un nuevo testeo que fue positivo.

A partir de ahí permaneció durante diez días aislado. “Tenía mucha tos y me sentía débil, pero no tuve dificultades para respirar”, aclaró. A diario era supervisado por una médica que seguía de cerca su evolución: “Llegó un punto en el que la fiebre no se iba y superaba los 39 grados hasta que la doctora me hizo una orden para que me revalúen”.

Así fue que a fines de la semana pasada llegó al Sanatorio de La Trinidad donde quedó internado. “Tenía dos infecciones, la del COVID-19 que ya se fue porque tengo el alta epidemiológica pero me dejó una leve inflamación en los pulmones y a la vez una infección urinaria. O sea, dos al mismo tiempo que ya se fueron. Sin embargo la fiebre continuó hasta hace muy poco y nadie sabe de dónde viene”, había dicho para justificar la batería de estudios que le realizaron.

Sin embargo, desde el comienzo el conductor se mostró tranquilo: “Me siento muy débil esperando que la fiebre no vuelva y espero que eso pase así me dan el alta. Esta enfermedad te quita todas las fuerzas y te saca mucha vitalidad. Hay que pensar en positivo porque es la única manera de sobrellevarla”.

El periodista retomará sus actividades laborales una vez que se recupere del todo. Hace poco se había mostrado muy entusiasmado de trabajar junto a Mario Markic con quien cada sábado narran los crímenes y misterios más estremecedores.

Dejá tu comentario