DOLAR
OFICIAL $164.44
COMPRA
$172.44
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

Mapuches usurparon otro predio en Villa Mascardi

Los agresores utilizaron el puesto de la fuerza de seguridad que habían incendiado el domingo pasado para crear una barricada y obstaculizar el ingreso al lugar tomado.

Los integrantes de la autoproclamada comunidad mapuche de Villa Mascardi reafirmaron el avance sobre la propiedad privada que usurparon en las últimas horas y este miércoles bloquearon el acceso al predio y se asentaron de manera definitiva en el lugar.

Además, de acuerdo con la información que confirmaron los vecinos de la zona, ocuparon otra vivienda lindera que ya había sido vandalizada en numerosas oportunidades, la cual le pertenece al presidente de la Junta Vecina de esta localidad, Diego Frutos.

La última usurpación se produjo durante la noche, aprovechando que el lugar quedó sin custodia de Gendarmería Nacional que, por disposición del Ministerio de Seguridad de la Nación, solo brinda cobertura en la zona hasta las 19:00 y luego se retira.

La casilla móvil que fue incendiada el domingo pasado es utilizada como barricada y junto a chapas madera que obstaculizan el ingreso a la cabaña Los Radales, cuyo propietario radicó este miércoles a la mañana la denuncia por usurpación en el Juzgado Federal.

El avance de los encapuchados a viviendas públicas y privadas, dificulta la logística del grupo radicalizado, ya que “no puede estar en todas las viviendas al mismo tiempo, no tiene tanta gente”.

Sin embargo, sus integrantes buscan “marcar territorio” encendiendo fogatas en cada una de las viviendas y estructuras usurpadas, la mayoría de las cuales quedó en ruinas luego de los atentados incendiarios que protagonizaron desde el 2018 en adelante.

En el caso de Los Radales, los integrantes de la agrupación Lafken Winkul Mapu se ubicaron en la parte posterior de la cabaña principal y su presencia pasa desapercibida desde la ruta.

Luis Dates, propietario de ese terreno, radicó hoy en la sede del Juzgado Federal de Bariloche la denuncia por la usurpación de su propiedad y solicitó la inmediata restitución “de la posesión de dicho inmueble”.

En el escrito, rubricado por su representante local en la ciudad patagónica, solicitó que una vez restituida la propiedad “se ordene la custodia del inmueble a través de las fuerzas de seguridad, atento a la situación imperante en Villa Mascardi, que es de público y notorio conocimiento”.

En diálogo con Infobae, Dates señaló que los vecinos de la zona exigen “seguridad” porque sabían “que luego del incendio del 1 de agosto y del posterior atentado al puesto móvil de Gendarmería, los mapuches intentarían usurpar la vivienda, y fue lo que pasó”.

La presencia de Gendarmería se concretó un mes más tarde del ataque incendiario de la cabaña principal, aunque los uniformados de esa fuerza federal no pudieron frenar el avance de los encapuchados. “Salieron corriendo, los atacantes eran más que los agentes y no tuvieron más opción que escapar”, dijo una fuente con acceso al expediente que tramita el Juzgado.

 

Sin Gendarmería

A pesar de que la presencia de esa fuerza federal no evitó la usurpación de la vivienda, el Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso que no haya más controles nocturnos en Villa Mascardi, por lo que la tarea de prevención – a siete kilómetros del sitio de conflicto- se extiende mientras haya luz diurna, hasta las 19 horas.

La medida despertó el reclamo de la Administración de Parques Nacionales, que tiene en la zona una seccional de Guardaparques.

Familiares del empleado que se desempeña en ese lugar se reunieron este mediodía para exigir a las autoridades nacionales que restituya los controles permanentes de los uniformados – de Gendarmería o de cualquier otra fuerza de seguridad – para evitar de esta forma que los autoproclamados mapuches avancen también hacia ese edifico público.

“No pueden dejar la seccional de Parques Nacionales, sin custodia. Es invitar a los violentos a que usurpen también el edificio que pertenece a la institución, es decir, al Estado Nacional”, relató una de las mujeres que participó del encuentro.

Solo seis integrantes de la fuerza federal participan ahora de un retén, quienes cumplen tareas de “control de tránsito” y no de prevención en materia de seguridad.

 

Repudio

El gobierno de Río Negro repudió la usurpación de la cabaña Los Radales e instó al gobierno nacional a que “instrumente las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los pobladores de la zona y sus bienes”.

El Ministro de Gobierno de la provincia, Rodrigo Buteler, insistió en la jurisdicción del conflicto se produce en un ámbito federal, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, motivo por el que la intervención del gobierno “es imperiosa”.

El funcionario expresó su expectativa por el encuentro que se realizará este jueves en Buenos Aires para la conformación de un comité interfuerzas para intervenir en Villa Mascardi y anheló que “se articulen acciones efectivas para solucionar la problemática del paraje, a los fines de la recuperación del predio y las viviendas usurpadas, logrando que se desaloje a quienes están en la ilegalidad y de esa manera se recupere la tranquilidad en la zona por el bien de los pobladores”.

Dejá tu comentario