DOLAR
OFICIAL $69.28
COMPRA
$74.28
VENTA
BLUE $117.00
COMPRA
$127.00
VENTA

Los ovnis existen y la Fuerza Aérea Argentina los investiga desde hace años

Por medio de un documento oficial se reconoció la existencia de varias comisiones investigadoras del fenómeno OVNI a lo largo del tiempo dentro de organismos gubernamentales.

Hace pocas semanas en INFOVELOZ te contábamos sobre el "Proyecto CEFORA" (Comisión de Estudios del Fenómeno Ovni República Argentina). Concretamente te decíamos que se llevó a cabo un pedido de desclasificación a nivel general, a modo de experiencia piloto del nuevo sistema que el Estado argentino implementó hace pocos meses, denominado "GDE" (Gestión Documental Electrónica) que le permite a cualquier ciudadano del país solicitar la información que sea de su interés, desde su computadora o dispositivo celular. Esta acción enmarcada en la Ley 27275 de Acceso a la Información Pública, genera además que todas las actuaciones internas del expediente queden a la vista del solicitante, con un plazo de respuesta de 15 días, más 15 días por si la búsqueda lleva más tiempo.

Pues bien, lo nuevo es que el Ministerio de Defensa respondió anexando las notas que recibió de cada fuerza de su jurisdicción. Desde el Ejército y la Armada dicen que no se encontraron registros de lo solicitado. La novedad llega desde la Fuerza Aérea, y aquí sucede un acontecimiento histórico: el reconocimiento de la existencia de una comisión que funcionó en la década del 80 junto al nombre de quien la encabezó, el Capitán Augusto Lima.

nota ovnis

La Fuerza Aérea reconoce la existencia de una comisión que investiga OVNIS

La nota textualmente dice: “En cuanto a lo solicitado por la causante, en lo concerniente a esta Fuerza, deviene oportuno aclarar que todas aquellas situaciones, circunstancias, hechos y cuestiones a fin que pudieran haber sido tratadas por la entonces Comisión Nacional de Investigación Aeroespacial (CNIE), encabezada por el hoy fallecido (2006) Capitán Augusto LIMA entre los años 1980 a 1985, han de haber sido atendidas por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) al momento de su creación, que data de 1991. En tal oportunidad, la CONAE asumió la tarea de toda cuestión, documento, antecedentes, registros, etc, que pudieran haber obrado en el ámbito institucional, relativa a la temática de injerencia propia de la Comisión (CNIE), implicando con ello, un cese en el accionar de la Misión de la CNIE, tornándose, inclusive, en abstracta su razón de ser. En esta línea de ideas, correspondería redirigir la presente solicitud a dicho Organismo, a fin de evacuar la pretensión de la aquí interesada”.

Por otra parte, en la respuesta de la Fuerza Aérea no aparecen mencionadas las actuaciones e investigaciones llevadas a cabo a partir de la creación de la Comisión de Fenómenos Aeroespaciales creada por Resolución JEMGFAA Nro 414 con fecha 6 de Mayo 2011 y que estuvieron encabezadas por el entonces Capitán Mariano Mohaupt y el Comodoro Guillermo Aloi. Solo remite a la descarga de información de los casos publicados a partir del 2015 a esta parte.

“Se sigue ocultando información”

Desde CEFORA, y por medio de un comunicado, fueron contundentes al afirmar que: “la Fuerza Aérea claramente oculta información, sobre las actuaciones realizadas en el caso catalogado como ´Explosión de Monte Grande´ sucedido en el Barrio el Zaizar, el 26 de Septiembre de 2011, además de exposiciones que realizaron pilotos privados y de la Fuerza sobre EVENTOS AEREOS ocurridos en ese período, denunciados oportunamente a la comisión CEFAE”. 

Los investigadores del fenómeno afirman además que “esto es una violación a la ley, siendo que específicamente solicitamos copia del caso Monte Grande, con todos los elementos gestados, siendo obligación del organismo brindar la información solicitada ante la confirmación de su existencia. Esta consideración expuesta por el mismo organismo muestra a las claras, una mala interpretación de la ley o bien la decisión de las autoridades de la fuerza por no dar a conocer sus propias actuaciones”, dicen.

Puntualmente sobre la explosión de Monte Grande, la investigación fue llevada a cabo por  la UFI número 6  de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, a cargo de la Fiscal Andrea Nicoletti.  Sobre el tema, el ministerio de Defensa responde: “Por último, y a modo colaborativo, se resalta que ha existido una causa judicial –Instrucción Penal Preparatoria IPP N° 07-00-057021-11- caratulada Averiguación de ilícito, tramitada por la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFI) N° 6 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, en atención a un hecho acaecido en el mes de septiembre de ese año, en oportunidad de una explosión que se dio en una vivienda situada en el municipio de Esteban Echeverría. Si bien, no pueden darse mayores precisiones al respecto, en virtud de la lejanía del suceso y de no contar con mayor información, desconociendo los motivos por los cuales la Fuerza Aérea tuvo relación con dicho acontecimiento. Ello así, de considerarlo de interés, la aquí peticionante debería acudir al ámbito judicial referenciado a fin de valerse de la información que dicha causa penal pudiera concentrar” cierra.

La respuesta del Ministerio de Seguridad

Desde los organismos con jurisdicción en el Ministerio de Seguridad, la Prefectura Naval Argentina y Policía Federal Argentina las respuestas fueron negativas y escuetas; mientras que desde la de Gendarmería, fue empática y de reconocimiento de la existencia a modo extraoficial de los mencionados casos referenciados en la solicitud, de los cuales no pudieron hallar la documentación referenciada, por no contar con mayores datos. 

La nota dice textualmente:  “Luego de una reflexiva lectura hecha a su atenta nota, pongo en su conocimiento que, desde este estamento del Estado nos parece muy interesante los temas que Ud. detalla, por ejemplo alcance dados en otros países y el objetivo que pretende para nuestro país en esa materia. Así también es remarcable el estudio de esos sucesos para la seguridad aérea de nuestra Nación y nos congratulamos que se desclasifique todo tipo de información de interés para garantizar mejores condiciones de seguridad en la aeronavegación sobre el territorio nacional que al margen del interés general, también repercutirá favorablemente en las aeronaves, tripulaciones y pasajeros de Gendarmería Nacional. Ahora bien, en ese orden de ideas, aclaro que en nuestra Fuerza (particularmente en la Dirección de Aviación y elementos dependientes), no existen archivos de esa índole para desclasificar como así tampoco constan antecedentes sobre los documentos que Usted menciona o agrega ya que no son suficientes los datos aportados para localizarlos. Sin embargo, sí podemos confirmar, que esas versiones son conocidas ya que las personas involucradas son contemporáneas a personal en actividad, pero cabe una salvedad, no existe en guarda ningún documento oficial que avale esas circunstancias, sino que solo existen expresiones de las personas citadas (personal de nuestra fuerza, algunos fallecidos y otros en situación de revista RETIRADOS). Con relación al párrafo precedente resulta necesario aclarar que esas situaciones son más bien conocidas por repercusiones periodísticas y/o relatos efectuados por parte del personal referenciado, siendo exclusiva responsabilidad el alcance y/o trascendencia de sus dichos en calidad de propietario de esa fuente por las circunstancias ya descriptas. Es decir respecto a estos casos no existen documentos oficiales que avalen o desmientan esos hechos. Asimismo es importante mencionar que existe como contraparte del CEFORA el “Centro de Identificación Aeroespacial”(CEIA) tratándose de un organismo de la Fuerza Aérea Argentina que también se ocupa del estudio científico de los OVNI (s), siendo este último el responsable por parte del Estado en la constante investigación".

En el comunicado que CEFORA acercó a la redacción de INFOVELOZ, el organismo hace saber que “entendemos que estamos en un camino de transparencia que recién comienza y que dará sus frutos cuando veamos la importancia que el tema de los FANI (Fenómenos Aéreos No Identificados) o UAPs (Unidentified aerial phenomenon) tienen en términos de la seguridad aéreo y sus implicancias, en la posibilidad de lo que pudiera aportar a la ciencia y al desarrollo tecnológico y para que las personas que dan sus testimonios tengan un ámbito de contención por parte del estado, que en definitiva es parte de su rol.  Seguiremos en una segunda etapa, realizando una campaña masiva nacional de solicitudes direccionadas, sobre casos puntuales, en organismos específicos detallando la jurisdicción, ya sea en ámbitos nacionales, provinciales y municipales. Ante esta campaña, ya varias autoridades se han comunicado con nuestra organización, a los efectos de coordinar las acciones, evitando así la congestión en las oficinas públicas”, concluye.

Dejá tu comentario