DOLAR
OFICIAL $164.45
COMPRA
$172.45
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

Liberaron al Teto Medina porque no hizo nada 

Aunque los desinformadores quieran seguir tratando de cargar las cosas contra el artista, con la escases de pruebas que tiene la Justicia, lo más lógico fue devolverlo a casa y prohibirle acercarse a la comunidad “La Razón de Vivir”.


La semana pasada les di mis impresiones sobre la investigación de la detención del célebre Teto Medina, tan poco y nada tenían, que el Juez ordenó su excarcelación. 

Tal cual les conté, la Justicia en un mediático operativo ordenó detener al artista. Pero como la investigación nada avanzó en estos días y visto lo poco que tenían en contra del personaje, lo más justo fue liberarlo junto a otras 10 personas vinculadas a la causa.

Asusta ver como se llenan horas y horas en los medios de comunicación donde dijeron de todo del hombre. Poco menos que pedían que quedara preso de por vida. Pero pocos se detuvieron en la figura de un cura que inicio un emprendimiento propio de granja comunitaria. Al sujeto en cuestión, se lo conoce como el “Padre Quique”. Su nombre real es León Carlos Nisoria,  se sabe que el sacerdote asistía habitualmente a la comunidad, pero por alguna  razón se fue de la misma y habría iniciado un propio emprendimiento. Pero antes, se encargó que algunos ex internados denunciaran a la institución donde contaron que pasaba de todo y con la denuncia se inició la investigación. 

En las largas horas de escuchas telefónicas, oh casualidad y a instancias de una pregunta de los defensores de Medina para que las mismas fueran oídas por éste, se hizo la luz y el Fiscal reconoció que no había ninguna que lo comprometiera con lo cual, el camino a la libertad era una cuestión de horas y así sucedió. Se ordenó la inmediata libertad del Teto y otros investigados.

Este procedimiento demostró que los jueces se equivocan y mucho, pero lo bueno es que enmendó su error y ordenó la libertad, en otras ocasiones sostienen el error hasta las últimas consecuencias.

Por las dudas, el Obispado de Quilmes, supongo que casi sin conocer la investigación, dijo que el Padre Quique era ajeno a todo lo que pasó en la comunidad. Por las dudas ya extendió su manto de protección sobre el párroco. Veremos si avanza la investigación en el tiempo, pero por lo pronto FUE JUSTICIA y Marcelo Teto Medina está en su casa.

Dejá tu comentario