DOLAR
OFICIAL $77.90
COMPRA
$83.90
VENTA
BLUE $184.00
COMPRA
$190.00
VENTA

La crisis del cine de terror: de la época dorada a la falta de originalidad

En los últimos años las películas dejaron de generar impacto en el espectador.

Desde sus inicios, ir al cine a ver una película de terror siempre ha sido una buena opción, sobre todo en los jóvenes. La sensación de miedo, ansiedad y nervios que suelen generar se vuelve una experiencia incomparable para disfrutar en la pantalla.

El simple hecho de ir a ver una película al cine adquiere en la actualidad un concepto totalmente diferente al de hace casi un siglo. A mediados de los años 30, el ir al cine a pasar miedo era una misión que no todo el mundo era capaz de hacer. A pesar de esto, las primeras películas del género fueron todo un éxito siendo casi instantánea su aceptación popular.

Sin embargo, en la actualidad parecería que el género dejó atrás su época dorada para caer en un eterno estancamiento. La falta de originalidad en los guiones y los recursos constantemente repetidos generaron que las películas o series no tengan un impacto en el espectador. 

Por su parte, hay que tener en cuenta que es importante poder diferenciar el contexto en que se realizan las películas, una época como los ochenta fue una época que se benefició  de su capacidad de asumir riesgos, las productoras lanzaron a la luz todo tipo de ideas atractivas logrando tener al público fan del horror a sus pies. De hecho, si analizamos las cintas más famosas y “terroríficas” del pasado, hoy en día nos parecería algo bastante absurdo siendo un muñeco diabólico, un asesino de los sueños o un zombie con máscara de hockey los iconos del cine de terror.

Hoy, ese empuje de aceptar el riesgo se ha perdido, las productoras obligadas a rentabilizar cada uno de sus productos al máximo no parecen encontrar un término medio que satisfaga a los fans e innove al género de una vez. 

Por el momento, la única solución que le queda a la industria será insistir en intentar crear alguna idea nueva y original por extraña que parezca. No olvidemos que, a pesar de que la inversión implique un número alto, con el tiempo esa idea “loca” puede verse recompensada con el tiempo y convertirse en el renacer de este popular género.

Dejá tu comentario