DOLAR
OFICIAL $96.25
COMPRA
$102.25
VENTA
BLUE $178.50
COMPRA
$180.50
VENTA

Femicidio en Villa Luzuriaga

Gloria Cristina Domínguez Zimmerman fue asesinada el pasado lunes frente a su hijo de 5 años, en un caserón abandonado, sobre  Camino de Cintura, del conocido Barrio Marina de La Matanza.


El brutal ataque sexual a la mujer, fue a manos de un impresentable sujeto, que vaya a saber con qué excusa, consiguió que la mujer entrara en el aguantadero, donde terminó con su vida.

El homicida es Juan Leonardo Doval, de 41 años de edad, sujeto que ofende la condición humana. Luego de deambular por tres días por La Matanza, fue denunciado por los dueños de una parrilla en la zona del Mercado Central: estaba en situación de calle y fue aprendido cuando estaba por encender una fogata, para combatir el frío de la noche.

Alertada la policía, una brigada se hizo presente en la ranchada donde estaba Doval y comenzó a pedir documentos, y en ese momento quiso escabullirse, pero su suerte estaba echada. Fue identificado por los tatuajes que tiene en el cuerpo. Detenido, fue alojado en una comisaría de Ramos Mejía. 

El viernes fue conducido ante el fiscal de la causa el Dr. Gastón Duplaa y como era de esperar, se negó a declarar. Con seguridad terminará sus días preso, si no es ajusticiado antes, por otros presos. 

Está acusado de abuso sexual agravado con acceso carnal, homicidio agravado por ser criminis causa y por femicidio. La pena será de prisión perpetua.

Esta barbarie comenzó el lunes, cuando Doval, mediante engaños la llevó al aguantadero, donde la atacó, para abusar de ella y ultimarla. El cuerpo de la mujer estaba semidesnudo y ensangrentado sobre escombros que había en el lugar.

El informe de autopsia preliminar, nos indica que la mujer presentaba un traumatismo de cráneo y un hundimiento de la cabeza del lado derecho (producto de una fuerte golpiza). El asesino abusa de ella, la víctima presenta lesiones genitales. La mujer se defendió frente al ataque, hay restos de piel bajo las uñas.

Hubo allanamientos en el Barrio Los Pinos, en la casa de la hermana, quien confirmó que el hombre del video de las cámaras de la zona, era su hermano.


Este impresentable individuo, estuvo preso desde 2002 a 2019, cumpliendo cuatro condenas, una de ellas por abusar a una nena de 12 años. No llegó a cumplir dos años en libertad, pero con seguridad no volverá a ver la calle. 


Algo me llamó la atención del homicida, tiene una mirada fría (como sin alma) y lleva en su cuello un Rosario, Dios se apiade de él, porque yo no… 

Dejá tu comentario