DOLAR
OFICIAL $100.41
COMPRA
$106.41
VENTA
BLUE $198.50
COMPRA
$201.50
VENTA

El plan de Alberto Fernández para el Turismo: ¿los empresarios ayudarán o querrán salvar el año en tres meses?

Por Luciano Fryszberg. El turista extranjero viene con dólares frescos. Para ellos todo será fácil. La necesidad de pensar en el turista argentino que le cuesta llegar a fin de mes.

El turismo es uno de los sectores que generan los dólares que necesita la economía argentina para enfrentar los complicados años que se vienen tras una pésima gestión de gobierno de Mauricio Macri. Tan importante es que al día de hoy es el cuarto complejo exportador del país. El año pasado ingresaron al país unos US$5.800 millones gracias al rubro turístico. Luego de investigar los precios para vacacionar la próxima temporada de verano en nuestro país me quedó claro una sola cosa: los empresarios quieren cubrir los gastos de todo el año en tres meses y se mofan en el turista argentino.

El turista extranjero viene con dólares frescos. Para ellos, venir a vacacionar a nuestro país les conviene por el cambio. Pero lamentablemente, el empresario argentino solo piensa en el turista que llega de otros puntos del país y no en el trabajador argentino. Analicemos precios y se entenderá de qué hablo.

En el verano 2020, el hospedaje saldrá en promedio para 4 personas $ 3.800 por noche. O sea, que una familia tipo que piensa vacacionar siete días gastará en alojamiento unos $ 26.600. A ello hay que sumarle pasajes o nafta si se opta por viajar en auto, las excursiones y los gastos de comida. Un gasto que no todas las familias podrán afrontar.

El gobierno de Alberto Fernández tiene varios frentes importantes que resolver con urgencia. Sin lugar a duda, el hambre es tema central. No puede esperar. Otro gran problema que tiene es el pago de la deuda y la necesidad de dólares. Por ello, el turismo debe ser otra de las prioridades apenas asuma el poder.

El plan de Fernández con lo que respecta al turismo tiene varias patas. La primera, y tal vez la más trascendente de las propuestas, es la que incluye devolverle el rango de ministerio a la actual Secretaría de Turismo de la Nación. La segunda pata se refiere especialmente a la recuperación de la demanda turística y el nivel de actividad. El gobierno entrante sabe que se ha perdido el hábito de consumo turístico, principalmente el doméstico. En ese sentido, el compromiso que asume es establecer un nuevo reordenamiento del calendario de feriados. El empleo es la tercera pata, ya que se propone el desarrollo de líneas de crédito blandas para empresas y para emprendedores; fomentar y orientar la inversión; y establecer sistemas de capacitación para la inserción profesional. Y la última pata se refiere al turismo social. Según plantean en el equipo de Fernández se debe restituir el derecho al ocio y la recreación a las franjas de la población de menores recursos a través de una verdadera Red de Turismo Social Federal y de la recuperación y refuncionalización de las Unidades Turísticas de Chapadmalal y Embalse como íconos vivos y simbólicos de políticas públicas, activas y visionarias. Peronismo puro.

El gran problema es saber si este plan que tienen pensado para el turismo se llega a aplicar para estas vacaciones de verano 2020. Repasando los números en distintas agencias de viaje, podemos asegurar que el trabajador argentino tendrá que hacer malabares para poder vacacionar o directamente tendrá que olvidarse de ello por la pésima gestión económica del gobierno que está en retirada.

El discurso del equipo de Alberto Fernández habla siempre de reconstruir las bases del país todos juntos: el Estado, los empresarios, los gremios y la sociedad. ¿Esta vez los empresarios ayudarán a la sociedad o solo piensan es salvar el año en tres meses de temporada como ocurrió toda la vida?  

Dejá tu comentario