DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

El Gobierno le prometió al campo una serie de medidas para aliviar los efectos de la sequía

Sergio Massa y sus funcionarios se reunieron con la mesa de enlace para debatir el impacto económico de la falta de lluvias. El secretario de Industria, José De Mendiguren, y el jefe de la AFIP dijeron que antes del 1° de febrero habrá respuestas.

El ministro de Economía, Sergio Massa, encabezó este viernes una reunión con la mesa de enlace para evaluar los efectos económicos de la sequía, los dirigentes rurales alertan que las pérdidas para el sector y el país superarán los US$15.000 millones este año. Por eso, reforzaron los reclamos de alivio fiscal y financiero para amortiguar la crisis.

El ministro se comprometió a trabajar durante toda la semana próxima con los técnicos para que haya una propuesta de las medidas de alivio inmediato que puede adoptar el Gobierno para el sector.

La propuesta oficial estará lista el viernes 27 de enero y una próxima cumbre con los referentes de los productores en los días posteriores para poner en marcha “soluciones” a partir de 1° de febrero, dijeron el secretario de Industria, José Ignacio De Mendiguren, y el jefe de la AFIP, Carlos Castagnetto, al término de la reunión.

 

“No podemos hacer decretos para que llueva”

De Mendiguren dijo que el Gobierno se fue conforme del encuentro con los dirigentes del agro pero insistió en que el Gobierno “no es el culpable de que no llueva”.

El funcionario indicó que “el país necesita al campo” y “es un problema de todos, hay cosas que podemos hacer, decretos para que llueva todavía no. Como Gobierno tenemos que venir, escuchar, evaluar. Lo primero es hacer un diagnóstico para ver la magnitud de toda la sequía”.

“El tema de la sequía lo podemos solucionar con lluvia. Las consecuencias de la sequía es lo que venimos hablando. No es un problema de hoy, es un problema de hace 60 o 70 años. Lo estamos planteando desde hace tiempo. Previsibilidad para que no nos agarren estas situaciones y no podamos”, había expresado minutos antes Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural (SRA)

“Se viene un año difícil, no solo para los productores agropecuarios, sino para toda la sociedad. Hay que paliar esta situación. El campo es el motor de la economía, si no produce el país está complicado”, agregó Pino.

“Todos estamos preocupados, no lo vemos con alegría. Lo que estamos haciendo es esto: preocupándonos y ocupándonos. No somos los culpables de que no llueva”, indicó De Mendiguren.

Sim embargo, los dirigentes del campo señalaron que las consecuencias de la sequía serán graves. “Aunque mañana llovieran 100 milímetros, hay daños que ya son irreversibles y eso nos hace avizorar una pérdida de 15.000 millones de dólares para el país”, manifestó el presidente de Coninagro, Elbio Laucirica, al ingresar a la sede de INTA-Castelar.

“Vamos a tener una merma en el ingreso de divisas por la cosecha de trigo, que prácticamente se ha reducido al 50 por ciento. Esto va a afectar las economías del interior”, continuó.

El dirigente sin embargo cree que podrán conseguir medidas de ayuda. “Venimos hablando con el secretario Juan José Bahillo y esperamos definiciones tras hablar con el ministro”.

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), dijo que la mesa de enlace pudo “brindar un diagnóstico de la crueldad que está viviendo el productor con esta sequía y que se está tomando conciencia del nivel de pérdidas que va a tener el campo y toda la economía argentina. Es un problema de toda nuestra sociedad”.

“Esto es día a día, a medida que pasa el tiempo se agrava la situación. Y es muy difícil que se pueda recuperar por más que llueva. Si hubiéramos tenido políticas de estado definidas, con previsibilidad, no estaríamos viviendo esta situación”, remarcó.

Dejá tu comentario