DOLAR
OFICIAL $58.78
COMPRA
$63.78
VENTA
BLUE $74.00
COMPRA
$78.00
VENTA

¿Cuándo nos convertimos en mamás?

Por Yamila El Hasi. Se celebra el "Día de la Madre" y se abre un hermoso interrogante.

Hoy es el "Día de la Madre". Fecha que desde mi adolescencia sentía como un "día comercial", una forma más de rebelarme contra el "sistema". Sin embargo, esta vez lo estuve esperando como la niña que le preparaba ansiosa el regalito a mamá en el colegio. Un individual pintado a mano, una taza de arcilla, un cartelito, una tarjetita o un collarcito de fideos eran mis creaciones y para ella, los obsequios más hermosos. 

Esta vez, es mi primer "Día de la Madre" como homenajeada. El primero “oficial”, pero el segundo con ella. Hablo de mi hija: el año pasado para esta fecha, era un secreto que queríamos guardar hasta cumplir los tres meses de embarazo. Pero, ¿desde cuándo soy mamá? 

No puedo evitar pensar en eso. Hacerme esa pregunta me lleva a pensar muchas cosas. Siento que en mi caso soy mamá desde que comenzamos la búsqueda. Desde que pensaba "¡Este mes, si!" y una sensación de tristeza me invadía al confirmar que no, todavía no. Comencé a ser mamá desde que, con un poco de miedo, me enteré que por fin estaba ahí, y que por algunas complicaciones tenía que guardar reposo. Volví a rezar. 

Me sentí aun más mamá cuando tuve que dejar de dormir boca abajo por sus continuos movimientos. Hasta sus patadas fuertes, muy fuertes del último mes y medio, me seguían formando como mamá. 

Y con cada contracción me fui convirtiendo más y más en mamá, hasta ese pujo final. Que no es la graduación, sino el ingreso a la carrera. 

Soy periodista, escritora y bartender. Ahora también soy mamá. Y mágicamente, lejos de la creencia común, esa que dice que "ser mamá opaca todo lo demás" o “ser mamá es el mejor rol", siento que ser mamá me hace ser mejor persona, no por cumplir con un parámetro patriarcal, sino porque hizo aflorar en mí sentimientos que no conocía. Lo del "mejor rol", lo tendrá que decidir ella cuando crezca. Yo mientras tanto, me dedico a ser su mamá. 

Dejá tu comentario