DOLAR
OFICIAL $61.53
COMPRA
$66.53
VENTA
BLUE $79.50
COMPRA
$83.50
VENTA

Cómo mantener una alimentación saludable durante el verano

No se trata de comer ensaladas todo el día sino de tener una alimentación variada.

En el verano, suelen cambiar la rutina del día a día, uno se levanta más tarde, comidas fuera del horario común, salidas a la playa o excursiones, comidas en restaurantes… ¿Cómo poder seguir con los hábitos saludables durante las vacaciones?

En primer lugar, los hábitos saludables no se toman vacaciones, están para ser aplicados todos los días incluso si nos vamos de viaje. No se trata de comer ensaladas todo el día, pasar hambre, no salir a comer, ni privarnos de eso que tanto quiero comer. Sino de poder tener una alimentación variada y completa.

Algunos tips para este verano:

  • Incluir frutas y verduras a nuestra alimentación. Buscar recetas divertidas y frescas sobre todo por las altas temperaturas que hay. Frutas: crudas ricas en vitaminas y minerales, alto contenido en fibra, dando mayor saciedad. Verduras: de todos los colores, vitaminas A, B, C minerales como calcio, magnesio, hierro. En caso de salir a comer afuera, elegir opciones como: vegetales con cereales o cereales con carne. En caso de quedarse en casa, se pueden hacer helados con frutas frescas, ensaladas completas, tortillas, entre otras…

  • Es indispensable la hidratación!!! Tomar incluso más agua que la que solemos tomar durante el año. Llevarnos una botellita fresca a cada lugar que vamos es una muy buena opción. Si queremos cambiar un poco, se pueden preparar limonadas, con menta y jengibre, con pepino, con naranja, con pomelo, en fin ¡infinitas variedades! No esperar la sensación de sed para hidratarnos, ya que es un signo tardío. Una forma muy sencilla para saber si necesitamos hidratarnos más, es viendo el color de nuestra orina. Si ésta está muy oscura, significa que estamos deshidratados y necesitamos tomar más agua.

  • Seguramente nos encontraremos en situaciones que nos lleven a comer cosas que no solemos consumir durante el año o alimentos que ya sabemos que son muy calóricos. ¡Tranquilos! Estamos de vacaciones, lo más importante es no caer en los excesos ni hacer ayunos después de un atracón. Para evitar esto, es fundamental controlar las porciones que consumimos, comer lentamente y saboreándolo.

  • Realizar alguna actividad física. La mejor opción en verano es natación, pero caminatas con amigos o escuchando música que nos estimule también es un buen plan. Más allá de las vacaciones, lo importante es moverse!

¡Se puede disfrutar de un verano con hábitos saludables!



Dejá tu comentario