DOLAR
OFICIAL $95.95
COMPRA
$101.95
VENTA
BLUE $177.00
COMPRA
$180.00
VENTA

China sostuvo que se malinterpretó que sus vacunas contra el coronavirus tengan una baja eficacia

El director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China lanzó una frase que despertó la polémica. 

Luego de que asegurara que “las vacunas chinas no tienen tasas de protección altas”, este lunes el director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, Gao Fu, manifestó que “se malinterpretaron sus dichos” acerca de la “baja eficacia” de las inmunizaciones contra el coronavirus.

Según aseguró al portal chino Guancha, sus declaraciones, que tuvieron lugar el sábado durante una conferencia de prensa, fueron “sacadas de contexto”. “Tras haber hablado de distintas estrategias de inmunización, mencioné la cuestión de la tasa de protección de las vacunas y solo expresé mi reflexión sobre el hecho de que podemos optimizar nuestro proceso de administración”, agregó.

Esto se dio luego de que, este sábado, el principal funcionario de control de enfermedades del país afirmara que “la efectividad de las dosis es baja” y que “están considerando mezclarlas con otras para darles un impulso”. “Las vacunas chinas no tienen tasas de protección muy altas”, dijo Fu. Según investigadores de Brasil, la tasa de efectividad de una vacuna de Sinovac, un desarrollador chino, es del 50,4%. En comparación, la fabricada por Pfizer, tiene una efectividad del 97%.

Tras desmentirse a sí mismo, los medios estatales chinos realizaron distintas publicaciones defendiendo a Fu y a las vacunas locales. Esto, en medio de una ola de escepticismo de la población hacia la inmunización. En tanto, desde Beijing se exhortó a las autoridades locales a revisar la suspensión aplicada en las vacunación obligatoria mientras el Gobierno intenta redoblar los esfuerzos de inoculación.

Pero en la antesala de su marcha atrás, Fu llamó a una conferencia de prensa y afirmó que, desde el Estado, “se alentará a la vacunación voluntaria y se trabajará para garantizar que todas las personas habilitadas tengan acceso a sus respectivas dosis”. “Algunas áreas están simplificando bastante la vacunación, incluso llevándola a un punto de obligatoriedad. Este enfoque debe ser corregido”, manifestó el funcionario.

El principal objetivo del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades es frenar las restricciones que están impulsando autoridades locales y aumentar la administración del suero, luego de que el Gobierno fijara el objetivo de vacunar al 40% de la población, equivalente a unos 560 millones de personas, para fines de junio.

Dejá tu comentario