DOLAR
OFICIAL $93.49
COMPRA
$99.49
VENTA
BLUE $146.00
COMPRA
$151.00
VENTA

Así fue la negociación para producir la vacuna Sputnik V en el país

La producción local estará a cargo del Laboratorio Richmond en su nueva planta de la localidad bonaerense de Pilar.

El Gobierno avanzó con la negociación para fabricar en el país la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. La novedad fue confirmada al presidente Alberto Fernández luego de una visita de la asesora presidencial Cecilia Nicolini al Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que produce el inoculante.

Junto a científicos y técnicos rusos, la funcionaria que encabeza las negociaciones analizó las mejores posibilidades para “acelerar la transferencia de tecnología para poder producir la vacuna contra el COVID-19 en el país manteniendo los altos estándares de calidad que este centro tiene”, señalaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno.

La producción local estará a cargo del Laboratorio Richmond -una vez que se cumplan todas las exigencias- en su nueva planta de la localidad bonaerense de Pilar. Su presidente, Marcelo Figueiras, acompañó a Nicolini. Más tarde, ambos mantuvieron una reunión privada con el ministro de Economía, Martín Guzmán, con quien intercambiaron opiniones y los puntos positivos sobre los avances para lograr la producción de la Sputnik V en el país.

La novedad fue dada a conocer formalmente por Richmond en una comunicación a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. En la misma informó que fabricó y envió recientemente dosis de Sputnik V a Moscú con el objetivo de obtener la aprobación rusa para iniciar la producción masiva a partir de junio en una de sus plantas ubicadas en el partido de Malvinas Argentinas, en la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, los expertos del instituto ruso agradecieron la información que Argentina les brinda sobre la farmacovigilancia que el Ministerio de Salud, a cargo de Carla Vizzotti, realiza sobre la inmunización y la difusión sobre el “impacto positivo de la vacunación y la efectividad de la Sputnik V en la población”.

El propio Alberto Fernández destaca, cada vez que se le presenta la oportunidad, que transitó la enfermedad de manera leve y sin ningún tipo de complicaciones por haberse aplicado las dos dosis de la vacuna rusa.

En Moscú, Guzmán y Nicolini también participaron de un encuentro con el vicecanciller ruso, Sergey Ryabkov, donde abordaron las relaciones económicas bilaterales y las negociaciones argentinas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Estamos trabajando mucho, con muchas ganas, con mucha fe, con todos los equipos científicos del laboratorio para comenzar a producir la vacuna lo antes posible. Estamos cumpliendo con todos los pasos para producir la vacuna cumpliendo con cada una de las exigencias desde nuestra moderna planta de Pilar. El objetivo es llevar soluciones a todos los ciudadanos. Estamos terminando los trabajos preliminares de los lotes pilotos”, afirmaron a este medio desde el Laboratorio Richmond, que espera los principios activos que podrían llegar al país en una fecha todavía no determinada.

El primer paso para la fabricación local Sputnik V fue la firma por parte de Figueiras de un memorándum de entendimiento que Laboratorios Richmond suscribió en Moscú en febrero de este año con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF). Del proceso también participaría Hetero Labs Limited, un laboratorio establecido en India con el que Richmond posee una alianza estratégica desde hace más de 25 años y que será el encargado de transferir la tecnología.

“El acuerdo no resuelve la emergencia hoy, pero nos permite a futuro fabricar en nuestro país estas vacunas y otras, ampliará la capacidad de producción y nos permitirá generar nuestros propios recursos sanitarios”, precisó Figueiras después de rubricar el acuerdo internacional.

Como anticipó Infobae la planta será provista por un consorcio integrado por cinco empresas: CIMA Industries, Axiom Ingeniería, Shanghai Tofflon Science & Tecchnology, Sanghai Zhongla Quality Management & Trading Co, y Grupo Sinotek, bajo el concepto de “llave en mano”.

El pasado lunes 12 de abril aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza un cargamento enviado desde Moscú de 170 kilos de material de investigación con el objetivo de comenzar a evaluar procesos analíticos y productivos para el futuro proceso de producción de la vacuna.

El cargamento arribó al país en el vuelo 5306 de Air France exportado por Limited Liability Company Human Vaccine, la empresa rusa que produce la Sputnik V y recibe los pagos del Gobierno argentino por las millones de vacunas que adquiere. En este punto, anoche, a las 20:15, llegó a Ezeiza un cargamento de 800.000 mil dosis del componente 1 (primera inoculación) de la Sputnik V. Fue el decimosegundo vuelo de Aerolíneas Argentinas que llegó desde Moscú.

“El material que se recibió es material de investigación. Esto forma parte del proceso de transferencia de tecnología ya informado previamente, con el que se comienzan a evaluar procesos analíticos y productivos a realizar localmente”, confirmó a Infobae el presidente de Richmond el 14 de abril pasado.

Dos días después, cuando Figueiras lanzó el fideicomiso para su nueva planta de biotecnología, precisó: “Este desarrollo nos va a permitir construir una de las plantas más modernas de la región, algo que va a sumar al perfil científico y tecnológico para exportar y estar preparados para los próximos problemas que puedan aparecer. Es parte de la recuperación sanitaria del país y constituye una herramienta clave para futuros eventuales azotes epidemiológicos, más allá de aportar a una industria de gran valor agregado que tiene mucho para darle al mundo. Profundizamos el esfuerzo y el compromiso que tenemos con el país”.

El empresario, según consignó la agencia Télam, agregó: “Es un proceso de un año, por lo menos, con lo cual no es para crear expectativas ahora sino el día de mañana no caer de nuevo en esperar a que lleguen vacunas de afuera y tener una producción local”.

Sobre el financiamiento de todo el proyecto, aclaró que se trata de “un mix de capital propio y socios locales que están dispuestos a apostar”, y precisó que “es muy caro, entre 60 y 90 millones de dólares” y señaló que “no hay dinero estatal” en juego.

El proyecto contempla la construcción inmediata de una planta especializada y de alta tecnología en la zona de Pilar -donde actualmente está emplazada la planta de Richmond en el país- para la producción de vacunas en general y contra el COVID-19 en particular, entre las que se encuentra primera en la lista la Sputnik V. La construcción de la planta contemplará los procesos de formulación y rellenado.

El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) acaban de anunciar que la vacuna Sputnik V demostró una eficacia del 97,6%, según el análisis de datos sobre la tasa de infección por coronavirus entre los vacunados en Rusia con ambos componentes de dosis del inoculante.

El Ministerio de Salud de Rusia mantiene un registro de personas que han sido vacunadas, así como de ciudadanos que se han infectado con COVID como parte del Sistema de Información Estatal Unificado en Salud.

Dejá tu comentario