DOLAR
OFICIAL $204.07
COMPRA
$213.07
VENTA
BLUE $386.00
COMPRA
$390.00
VENTA

A Lucio lo mató la familia, ahora cazen a la bruja 

Terminó el proceso penal con la justa condena impuesta a las culpables de tamaña atrocidad.


Una parte de la familia está reclamando Justicia y la otra está condenada. Lucio nació condenado. La muerte fue la consecuencia lógica de padres irresponsables. Ahora buscan culpar a la jueza por lo que ellos no quisieron o no supieron hacer.

Luego de la deliberación, donde los jueces analizan qué pena imponer, están los sectores interesados de siempre tratando de transmitir SU mensaje. 

La condena fue lógica, y es lo que dice la ley. Condenaron a la mamá y a su pareja. 

La “indignación popular” llegó  con la absolución de la madre del abuso sexual y por no incluir el odio de género. La explicación es sencilla, la madre no fue condenada por el abuso sexual, por el beneficio de la duda. Sin embargo, todo apuntaba contra su pareja que era quien realmente reclamaba todo el tiempo por el nene, "Lucio esto o Lucio aquello". En definitiva, el chico molestaba en la relación y en la intimidad de la pareja. 

Pero de algo estoy seguro, en el entorno paterno también sobraba.

  Tan convencido estoy que cuando la pareja se separó, el chico se quedó con un tío. ¡Cuánta falta de responsabilidad! Llegó el día en que  el tío no lo quiso  tener más, y  hubo que celebrar UN  ACUERDO. De esa forma,  el nene fue a vivir con la mamá. 

Hoy reclaman Justicia y el cargo de la jueza, y como era de esperar, la corporación política de la provincia, o sea diputados peronistas y de Juntos por el Cambio, se asocian  para dar curso a un juicio político pedido por la ONG MÁS VIDA. Hubo manifestaciones por doquier, y con carteles muy sugestivos.  ¿Por ejemplo? BASTA DE IDEOLOGIA DE GÉNERO. Muy politizada la movilización popular. 

El fallo de la Justicia, el cual comparto en TODOS sus puntos dice que "las mujeres no odian a los hombres, odian al machismo", por eso, no está presente el agravante de Odio de Género.

Ahora, los familiares buscan “otros culpables” y tal vez “ALGO MÁS”. La jueza resolvió, como pudo, lo que le trajeron acordado tíos y madre: que el niño fuera a vivir con la madre. 

A diario noto algo alarmante, que la culpa siempre la tiene OTRO. Nadie asume la responsabilidad de sus actos. El ESTADO no le dice a sus ciudadanos "tenga hijos y si no le gusta la responsabilidad, nosotros se lo cuidaremos". Por el contrario. Grábese esto: "no espere nada de nadie, lo que Usted no haga, NADIE lo hará". Y ahora por un largo tiempo no habrá recursos para la demagogia barata. 

Voy a hacer propia una frase del General Perón: “cada cual debe producir cuanto menos, lo que consume”. Más clarito imposible. Con esto concluyo: a LUCIO LO MATÓ la falta de responsabilidad de sus padres y la inacción del Estado. La jueza Ana Clara Pérez Ballester, nada tuvo que ver con la muerte. Espero no se cometa una injusticia con ella.

Dejá tu comentario