DOLAR
OFICIAL $96.18
COMPRA
$102.18
VENTA
BLUE $178.50
COMPRA
$180.50
VENTA

Viraje monetario y cambiario

Las medidas adoptadas en octubre calmaron la suba del dólar blue. Sin embargo, no son sustentables en el tiempo. Limitar importaciones, vender bonos a tasas del 17% anual en dólares y subir la tasa en pesos no invitan a invertir. La economía languidece.

¿Por qué se calmó el dólar?

. - Muy simple, hay varias razones a saber:

1) El gobierno hasta setiembre financiaba el déficit con emisión monetaria, esta política cambió a partir de octubre.

2) El gobierno comenzó a tomar dinero del mercado y actuó como una aspiradora de fondos, esto elevó la tasa de interés activa, cambiar un cheque cuesta el 35% anual a 30 días, cuando hace un mes atrás costaba un 20% anual a 360 días.

3) Para reforzar la idea de controlar al dólar, la Anses vende bonos del Estado, el stock de deuda será el mismo, pero la composición va a diferir ya que hay una transferencia de deuda del Estado al privado, la tasa a la que vende el Estado es el 17% anual en dólares.

4) El gobierno absorbe dinero vía 3 tipos de bonos distintos: a) bono en dólares que pagan bajo interés en los próximos 3 años 0,125% anual. b) bonos en pesos que ajustan pro inflación que pagan una renta no mayor al 2% anual en los próximos 3 años. c) bonos atados al dólar oficial que no pagan tasa de interés. En conclusión, el Estado se financia sin pagar intereses relevantes.
 
5) Para controlar al dólar el Banco Central vende dólares a futuro, todos los meses termina ganador, ya que exacerba la venta, y se pone rígido devaluando una tasa menor a la que vende dólares en el mercado.

6) Por ejemplo, el dólar oficial vale $ 78,30 y el dólar a fin de noviembre $ 82,99, es muy probable que para el mes de noviembre devalúe algo menos del 5%, esto implica que el dólar oficial se ubicaría por debajo de $ 82,00 que convertiría al Banco Central ganador en la pulseada del dólar futuro.

7) En lo que va del año el Banco Central ha devaluado a una tasa del 37% anual, creemos que en los meses de noviembre y diciembre podría acelerar la devaluación del tipo de cambio oficial, para terminar el año entre $ 84 y $ 86. No vemos una maxi devaluación en los próximos 60 días.

8) En el mes de enero se juega otro partido, la demanda de dinero se cae dramáticamente en dicho mes, por falta de actividad económica. Si bien será un verano distinto, el excedente de meses post fiestas de fin de año podría darle una gran volatilidad al tipo de cambio.

9) Todas las crisis monetarias y cambiarias de magnitud se dieron en argentina en los meses de enero y febrero, cuando cae la demanda de pesos. En el año 2021 no será la excepción.

10) Al ajuste presupuestario que realiza el gobierno, le tendremos que sumar un mayor control cambiario, te van a tomar el nombre para cada operación registral que realices en moneda estadounidense, esto lo único que hará es incrementar el flujo de operaciones en el mercado informal.

¿Cómo sigue la película?

. - Muy fácil, a más impuestos lo que viene es una economía más informal. A mayor control sobre el dólar lo que viene es más mercado informal. A mayor control de mercadería importada lo que viene es más contrabando.

Si la gente no paga impuestos desfinancia al Estado

. - Correcto, vamos a un escenario en donde el Estado, con su gran voracidad fiscal, hace que el premio por no pagar impuestos sea lo suficientemente alto para que los agentes económicos tomen el riesgo de evitarlos.

Las consecuencias

. - Un Estado que no podrá financiar sus gastos. Y a largo plazo vamos a ir languideciendo hasta llegar a un punto critico en donde tendremos que tomar una decisión de vida, y cambiar el formato de política económica.

Conclusión

. - No vamos a una explosión de corto plazo. La demanda de dinero comenzará a crecer por las necesidades de las empresas de fin de año. Diciembre es un mes de muchas ventas, hay que preparar el mostrador, y para ello se necesita capital de trabajo. En diciembre pagamos el salario y el aguinaldo, esa suma de dinero no se consigue de un día para el otro, por ende, el peso estará demandado.

. - El gobierno al dejar de emitir deja de inyectar liquidez, por otro lado, al financiarse en el mercado sacando pesos genera una alta iliquidez y la consecuencia lógica es una suba de tasas que invita a los agentes económicos a vender su mercadería o liquidar ahorros para seguir funcionando. El que no vende hoy, venderá mañana, diciembre está plagado de vencimientos comerciales, impositivos y obligaciones salariales.

. - La macro es importante, pero el día a día de las empresas te marca el paso del mercado financiero. Los problemas no están en noviembre y diciembre, sobrevendrán con furia en enero y febrero cuando caiga la demanda de dinero, ahí te quiero ver Guzmán y Pesce.

. - Las medidas que se tomaron son parches, el Estado está vendiendo el stock de bonos en cartera, limita importaciones, anota al que quiere comprar dólares, le quita liquidez al mercado, sube la tasa de interés activa, vende dólares en el mercado de futuro y compra tiempo hasta que defina qué rumbo económico desea tomar.

. - Por ahora, y solo por ahora, no habrá grandes contratiempos, pero no se puede planificar en una economía en donde hay más restricciones que reglas claras, y las restricciones se conocen en el día a día. Es como manejar con los ojos vendados, si no chocas es porque tuviste suerte, o haces trampa.

Dejá tu comentario