DOLAR
OFICIAL $69.71
COMPRA
$74.71
VENTA
BLUE $117.00
COMPRA
$127.00
VENTA

Vencen los tres meses de gracia para refinanciar las deudas de las tarjetas de crédito

A partir del primero de agosto comenzará el pago de las cuotas de las deudas vigentes. 

Para mitigar los efectos de la cuarentena, a principios de abril el Banco Central dispuso que los pagos de las tarjetas de crédito que no se hubiesen realizado hasta el 30 de ese mes se podrían refinanciar automáticamente en 9 cuotas, al 43% de Tasa Nominal Anual (TNA) con un año de plazo.

Esa medida contemplaba tres meses de gracia (mayo, junio y julio), por lo que a partir de agosto comenzará el pago de las cuotas.

“Los resúmenes con los pagos de la primera cuota de la refinanciación ya llegaron. Está identificada como la cuota uno de nueve y tiene los intereses. Esto limitó los cupos que las tarjetas de crédito ofrecen. Y durante estos meses, los bancos bloquearon o dieron de baja las tarjetas de los clientes que se quedaron sin crédito. Es uno de los mayores reclamos que tenemos”, advirtió Sandra González, titular de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios (Adecua).

Sin embargo, algunos bancos ya comenzaron a ofrecer nuevas alternativas de pago para quienes se adhirieron a la medida.

El HSBC, por ejemplo, permite a sus clientes extender el plan de cuotas hasta 24 meses. El trámite puede hacerse en forma remota, a través de la web de la entidad.

Ahora bien, quien quiera pagar todo lo adeudado para evitar las tasas de interés, también podrá hacerlo. “La tasa es más alta que el 43% porque incluye todos los gastos. Las cuotas tienen mucho interés”, detalló, al respecto, González.

Las nueve cuotas que comenzarán a pagarse a partir de agosto tendrán un valor de $147 por cada $1.000 refinanciados. Según estableció el Banco Central, los saldos refinanciados podrán ser precancelados total o parcialmente en cualquier momento y sin costo, excepto el interés compensatorio devengado hasta la precancelación.

“Las tarjetas de crédito resultaron elegidas por las familias para financiar las necesidades de consumo fundamentalmente por su flexibilidad y por la disminución de los costos financieros que dispuso la autoridad monetaria. Además la vigencia de los programas Ahora 12 mantiene el stock en crecimiento”, señaló Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

Sin embargo, hasta ahora, no hubo un crecimiento de la morosidad, sobre todo por los planes de financiación y también por los créditos a tasa cero para monotributistas que se acreditaron en los saldos de las tarjetas.

Dejá tu comentario