DOLAR
OFICIAL $65.22
COMPRA
$70.22
VENTA
BLUE $118.00
COMPRA
$128.00
VENTA

Uno de los asesinos de Candela Rodríguez pidió prisión domiciliaria por el coronavirus

Hugo Bermúdez fue condenado a prisión perpetua por matar a la nena de 11 años en agosto de 2011.

Después de casi ocho años del asesinato de Candela Sol Rodríguez a manos de Hugo Bermúdez, el caso que mantuvo en vilo a todo el país vuelve a cobrar actualidad. Porque el asesino de la nena de 11 años, condenado a prisión perpetua por el homicidio, presentó ante la Justicia un pedido para obtener el beneficio de la prisión domiciliaria por el coronavirus.

El homicida, que tiene 63 años y que se encuentra cumpliendo su condena en la Unidad 25 de la ciudad de La Plata hizo su presentación aduciendo ser “una persona de riesgo sanitario, ya que soy una persona mayor de edad con hipertensión arterial y los problemas de salud que toda persona de edad avanzada padece”.

Hace dos años atrás, la Fiscalía presentó su versión de lo que sucedió con Candela en el momento del crimen. De acuerdo con lo expresado durante la indagatoria a Héctor “El Topo” Moreira, uno de los acusados por el asesinato de la menor, el fiscal de Morón Mario Ferrario esbozó la teoría de una “venganza narco” contra “Juancho” Rodríguez, papá de la víctima, dirigida por el narco Miguel Ángel “Mameluco” Villalba. Cuando fue asesinada Candela, su padre estaba preso por un caso de piratería del asfalto.

Según el testimonio del fiscal, Candela fue secuestrada el 22 de agosto de 2011 en la esquina de su casa en la localidad de Villa Tesei, partido de Hurlingham, por tres hombres, uno de ellos Moreira, conocido de la nena. Los secuestradores la llevaron hasta una vivienda en San Martín, donde quedó oculta unos días, para finalmente trasladarla a otra finca en Villa Tesei, donde finalmente, entre la noche del 29 de agosto y la mañana del día siguiente, Bermúdez asesinó a Candela.

Dejá tu comentario