DOLAR
OFICIAL $166.01
COMPRA
$174.01
VENTA
BLUE $313.00
COMPRA
$317.00
VENTA

Un policía mató a un delincuente e hirió a otro cuando quisieron asaltarlo mientras volvía de comprar zapatillas

Ocurrió en Merlo. El agente trabaja en la Bonaerense y quedó libre al considerar la Justicia que actuó en legítima defensa.

Cuando Fabián Gabriel García (45) acordó la compra de un par de zapatillas, pensó que llegaría en su auto a Merlo. Algo pasó que tuvo que viajar desde Rafael Castillo (La Matanza) en colectivo. Cuando regresaba, en una plaza de Brunet y Fraga, lo sorprendieron dos motochorros.

García estaba vestido de civil. Hace más de 10 años que es policía de la Bonaerense y actualmente cumple funciones en la Delegación Departamental Zonal de Comunicaciones AMBA Norte. Tenía su arma reglamentaria cuando lo abordaron para robarle.

Siempre según su versión de los hechos, fue el acompañante quien le habría apuntado con un arma para exigirle el celular y la billetera sin bajar de la moto. Cuando García se lo entregó, sacó su arma y -dijo- dio la voz de alto.

El joven fue identificado más tarde como Nahuel Antonio Azuaga (22). De los cinco disparos que hizo García, recibió al menos tres. Cayó herido en el suelo. Luego establecieron que el arma que tenía era una réplica.

Quien manejaba la moto, Franco Agustín Rivero (22), intentó escapar pero también había sido alcanzado por las balas. A unos 100 metros lo encontraron junto a Honda Twister roja y blanca, sin patente.

Ambos fueron trasladados al Hospital Municipal Eva Perón y al Hospital Zonal General de Agudos Héroes de Malvinas. Rivero murió este sábado y Azuaga permanecía internado en grave estado.

La investigación quedó en manos de la Fiscalía N° 5, a cargo de Marisa Monti.

Fuentes judiciales consultadas por Clarín informaron que la calificación legal del hecho es "robo agravado por el empleo de arma de utilería en grado de tentativa". Con la evidencia recolectada hasta el momento, para Monti no hay elementos para imputar al policía, ya que consideró que actuó en legítima defensa.

Rivero tenía una herida en el abdomen y Azuaga tres impactos en la espalda, un glúteo y una pierna, por lo que los investigadores deberán analizar si la dirección de los proyectiles se corresponde con el relato del policía.

En redes sociales, amigos y familiares de Azuaga y Rivero pidieron dadores de sangre, cadenas de oración y lamentaron lo ocurrido.

"Todavía no caigo , te voy a extrañar plaga, me plagueaste todo Face. Me quedo con lo mejor de vos y las giras y after, verte en la plaza. Descansá en paz, amigo", publicó Lucía, amiga de Rivero.

"Los pibes sabemos lo que son, que sigan hablando los grupos y todos los p... que hablan mal que la chupen, son unas grandes personas, unos re amigos para todos y nosotros no los juzgamos por nada, así que los que dicen giladas (...) para la familia y a los amigos es un momento feísimo y doloroso Franco Agustín y Nahu Ezequiel con ustedes siempre, digan lo que digan, acá los pibes estamos con ustedes siempre", posteó Dylan.

Dejá tu comentario