DOLAR
OFICIAL $65.22
COMPRA
$70.22
VENTA
BLUE $118.00
COMPRA
$128.00
VENTA

Triple crimen de Melchor Romero: aseguran haber visto al presunto asesino cerca de la casa y con las manos vendadas

Varios vecinos de Romero dijeron a la Policía haberlo visto en las últimas horas, en medio de un operativo de búsqueda en toda la zona.

La conmoción en Melchor Romero sumó en las últimas horas una situación inquietante en torno a la búsqueda del principal apuntado por ser autor del triple crimen: un joven de 17 años, Exequiel Sanzo, que es hijo de una de las víctimas.

Según se informó desde Tribunales, el fiscal Marcelo Martini, a cargo, de la investigación recibió al menos cuatro testimonios de vecinos de la zona que sitúan al adolescente de 17 años moviéndose a pocas cuadras de su casa.

“Varias personas le dijeron a la policía que los vieron en la calle. Por ejemplo, lo identificaron en la zona del Hospital (“Alejandro Korn)”, apuntó un investigador judicial al diario El Día ayer por la tarde.

Los rasgos físicos, que se hicieron conocidos para todo el pueblo a partir de la viralización de sus fotos en las redes sociales, lo hicieron familiar para vecinos que no tienen trato con el chico.

Además, según consta en esas declaraciones, la persona en cuestión llevaba vendas en las manos, un elemento relevante, por el empleo de cuchillos en la escena del múltiple crimen y la evidencia sobre acciones de defensa de los adultos asesinados.

Esas declaraciones desconcertaron en medio de un operativo de búsqueda que la Policía desarrolla desde el jueves. Según se informó desde la fuerza, están abocados efectivos de diversas comisarías y grupos especiales de la bonaerense.

El rastrillaje se realiza en las calles, predios abiertos y también en las viviendas. No obstante, reconocen los investigadores que solo se puede ingresar en aquellas donde los propietarios lo permiten.

El rastrillaje por la zona también busca el arma empleada en los crímenes. Los investigadores calculan que ninguno de los cuchillos incautados en la casa fue empleado para matar y no descartan que pudiera estar tirado en algún baldío cercano. También en la casa de 523 entre 164 y 165. Por eso, durante la tarde de ayer se vio a varios policías con machetes y desmalezadoras, trabajando en la parte de atrás de la vivienda, donde hay un cañaveral.

Además, se volvió al interior de la vivienda con el aporte de los peritos y de “Bruno”, un perro entrenado para la detección de personas que tiene un extenso palmarés de aportes que permitieron esclarecer causas.

Los efectivos llegaron por la mañana junto con el fiscal Martini, quien volvió a recorrer todos los ambientes con el objetivo de integrar datos para elaborar una hipótesis sobre la dinámica del hecho.

Esa vista -sumada a la declaración de la madre de Alma -ver aparte-, los elementos sobre la trama familiar de las relaciones y los movimientos-, pone al adolescente en el foco de la investigación.

El fiscal Martini sostiene que es clave su aparición, pero los policías no lo encontraron pese a los relatos que lo sitúan por donde anda siempre. “Quizás alguien lo esté guardando”, arriesgó una fuente de la causa.

Aunque la principal hipótesis lo señala, en Tribunales también se analizan otras opciones. Por ejemplo, la participación de más personas en la escena. Eso, pese a que no se hallaron huellas que lo indiquen en el piso cubierto de sangre, con rastros del movimiento de un cadáver signos de haber sido barrido con un trapo.

Dejá tu comentario