DOLAR
OFICIAL $98.88
COMPRA
$104.88
VENTA
BLUE $186.00
COMPRA
$189.00
VENTA

Te comiste apenas cinco millones

Cuando pasa lo que pasó con el Ingreso Familiar de Emergencia (el ya famoso IFE) cabe preguntarse: ¿quién hace las cuentas en la Argentina?

Uno puede entender a veces que las cuentas no salen del todo bien. Hay un margen de error dudoso pero aceptable. Por ejemplo en las encuestas. También suele pasar con el cálculo de la inflación cuyos porcentajes no coinciden con lo que siente el bolsillo. Pero si los que dirigen la cosa pública no conocen la realidad social del país que gobiernan estamos en problemas.

Todos sabemos (también el gobierno) que el “”camino negro””” del trabajo y la economía  argentina equivale más o menos (más más que menos) a casi el 50 por  ciento de todo lo que se produce. De la población activa de la argentinos  (unos 20 millones de personas) 12 millones tienen trabajos registrados. Los 8 millones restantes integran  la franja de los que tienen trabajos precarios o son cuentapropistas, o  changueros, o vendedores callejeros, o técnicos de diversos rubros y desocupados o beneficiarios de algún  tipo de plan.

¿Qué pasó con el IFE? Cuando lo anunciaron para socorrer a quienes están sufriendo el cataclismo de la cuarentena calcularon que lo iban a recibir 3.600.000 personas. Anuncio oficial, no trascendido. Pero a la hora  de la verdad, los que se anotaron para recibir el beneficio superó todos los cálculos: casi 12.000.000 de personas.

Anses anunció que cobraran el beneficio hasta hoy 7.600.000 personas. Del caculo inicial, entonces, se van a entregar más del doble del cálculo inicial.

¿Cómo pueden los funcionarios “chingarle” de esa manera a la realidad? Es así: le “chingaron” en más de 7 millones de personas y nadie dijo nada. Los funcionarios que hicieron esos increíbles y escandalosos cálculos siguen en sus puestos sin dar ninguna explicación. Pero el verdadero drama de este error es que señala que el poder político está lejos de saber cuál es la realidad social del país. Lo que es sencillamente indignante. Los números de ese error son personas. Un pequeño detalle.

Dejá tu comentario