DOLAR
OFICIAL $61.21
COMPRA
$66.21
VENTA
BLUE $79.50
COMPRA
$84.50
VENTA

Sergio Denis: "Tuve la peor crisis de mi vida"

El cantante habló por primera vez luego de su internación por cuadros de estrés y depresión. Niega estar loco, haber consumido drogas e intentado suicidarse. Lée la nota en DiarioVeloz.com.

La salud de Sergio Denis se está convirtiendo en un culebrón que lleva a cabo dos nexos disímiles y contrapuestos. El pasado domingo, una mujer que dice ser enfermera en la Clínica de Salud Mental Las Heras, donde él estuvo internado, aseguró en el programa Ponele La Firma que "Sergio Intentó quitarse la vida tratando de ahorcarse y cortándose con objetos filosos. Se internó solo y hasta hace tres días estuvo en la clínica privada donde atienden a pacientes con trastornos mentales. Se expresa con mucho llanto: lloraba mucho, mucha depresión. Tiene algún tipo de neurosis que le provoca llanto y angustia",y siguió: "No he visto a familiares. Que yo esté al tanto, no fueron a visitarlo y no tenía restricción en cuanto a visitas. No sé si tiene el alta y si toma medicación".

Pero luego, su hermano Carlos Hoffman y comunicados a través de su página web (www.sergiodenis.com.ar) salieron a aclarar las cosas: "Sergio continúa con el reposo ordenado por su médico y el estado es normal. No reviste ninguna gravedad. Estará realizando sus presentaciones en zonas cercanas, ya que el profesional aún no autoriza viajes de varios kilómetros, ni giras de muchos días. En poco tiempo más volverá a normalizar su actividad".

Por eso, entre tantas idas y vueltas, quien ahora habló, en exclusiva para la revista Caras, fue en verdadero protagonista, Sergio Denis.

"No quise matarme. Es un disparate lo que se dijo. No niego que padecí estrés y una mínima depresión, que me viene afectando desde hace tiempo, pero de ahí a suicidarme, por favor. Estoy superando la peor crisis de mi vida, pero entero. No estoy loco", comenzó la charla el música, mientras que agregó: "Cuando estuve mal siempre lo dije. ¿O se olvidan que viví durante 14 años tratando de pagar deudas? Por haber querido progresar me endeudé y eso pesó mucho en mi vida. Toqué fondo, literalmente".

En cuanto a los rumores sobre su supuesta adicción a las drogas, Denis aclaró: "Nunca caí en drogas o excesos. Si ni siquiera tomo alcohol. Sí transité el latigazo que viven muchos famosos: pasar de los aplausos a los malos momentos. Pero ahora estoy bien, de verdad". "¿Y por qué se internó en febrero?", preguntó el entrevistador. A lo que él contestó: " Por necesidad, como le pasa a cualquier persona, bajones anímicos, angustias, preguntas, depresiones, la vida misma. Lo que pasa es que soy un personaje público, la gente se entera y algunos empiezan a magnificar la cosa"

–¿Es cierto que su familia le dio la espalda, que no lo visitaba?
–Mentiras. Mirá, con mi hermano trabajamos juntos desde 1973, como él les dijo a los medios, y Nora, mi hermana siempre está a mi lado. Ni que hablar de mis hijos: Bárbara, Victoria y Federico. También Nancy, mi novia, siempre estuvo presente. De hecho, ustedes la fotografiaron una vez que me vino a visitar y salimos a tomar café. Hasta mi ex mujer, Mirta Messi, se preocupó y estuvo a mi lado.

–¿Y qué le dan para que se sienta mejor?
–Medicación psiquiátrica y psicológica.

–Sergio, pero si de la Suizo Argentina lo derivaron a una clínica de salud mental es porque lo encontraron mal. ¿No está minimizando el problema?
–No, para nada. Fue un estresazo anímico, y eso se trata mejor en una clínica neuropsiquiátrica.

–¿Por qué?
–Porque son especialistas, te recuperan rápidamente. Concurro a talleres de musicoterapia y eso me hace más que bien, me tranquiliza. Estoy más ordenado, más sereno. Además hago gimnasia con un personal trainer. Y tengo otra terapia infalible...

–¿Cuál?
–Ya estuve en las Fiestas Bizarras, el 29 de abril canto en un casamiento, y después arranco en mayo con una gira por el interior: 25 de Mayo, Villa Constitución, y otras ciudades del país. También pasaré por el conurbano: Bernal, Quilmes, Berazataegui... La pasé mal, pero ahora estoy arriba anímicamente.

–¿Y de esa afección que le cerraba la garganta y lo dejaba sin voz, cómo está?
–Muy bien, nunca canté como ahora, paso por mi mejor momento. Te pido si ya terminamos, porque tengo que recibir a mi familia. Pero antes quiero confesarte algo...

–Lo escucho atentamente.
–Para ponerle un poquito de humor, poné que me quise cortar las venas con una galletita de agua y fallé.