DOLAR
OFICIAL $123.05
COMPRA
$129.05
VENTA
BLUE $221.00
COMPRA
$224.00
VENTA

Muerte de la estudiante francesa: la Justicia considera que es un “homicidio por imprudencia”

El expediente fue recibido esta mañana por el fiscal porteño Matías de Sanctis que definió el enfoque de la causa y ordenó la autopsia al cuerpo de Lwana Bichet. El foco está en el taxista que protagonizó el hecho, internado en el hospital Rivadavia.

La Justicia define el enfoque para investigar la muerte de la estudiante francesa Lwana Margaux Adrienne Bichet, de 25 años, que falleció ayer domingo en el hospital Fernández a causa de las heridas que sufrió tras haber sido embestida por un taxi en la esquina de Santa Fe y Armenia el sábado al mediodía. El chofer de 74 años que protagonizó el accidente, sufrió un síncope mientras manejaba.

Ahora, la historia del chofer, que se encuentra internado en el hospital Rivadavia con un grave pronóstico, pasa al centro de la escena.

El fiscal en lo penal y contravencional Matías de Sanctis considera que la muerte de Lwana puede tratarte como un homicidio por imprudencia, considerado en el artículo 84 del Código Penal, que castiga con uno a cinco años de cárcel a “el que por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte”.

De Sanctis, sin embargo, no definió todavía esa calificación para el expediente. Espera los resultados de diferentes medidas para confirmarlo, entre ellas, el pedido de historia clínica del conductor, para saber si tomaba medicación por su condición médica y si la falta de tratamiento, o el tratamiento mismo, llevaron al desenlace. El chófer del taxi, de 74 años, continúa internado en el Hospital Rivadavia, luego de haber sufrido un infarto agudo de miocardio. Actualmente, se encuentra estable con asistencia respiratoria mecánica debido a una neumonía aspirativa, confirmaron fuentes oficiales.

De Sanctis también ordenó esta mañana la autopsia al cuerpo de Lwana. Anne y Clemence, las amigas de la víctima que también fueron embestidas, siguen internadas: una de ella está en grave estado, la otra con miras a recibir el alta en las próximas horas.

El trágico accidente ocurrió el sábado al mediodía en el cruce de la avenida Santa Fe y Armenia, a apenas a 200 metros de donde residía Clemence. A partir del episodio de salud que sufrió, el taxista perdió el control del Volkswagen Voyage y embistió a las tres jóvenes. Luego, el vehículo impactó contra dos autos estacionados y quedó detenido en medio de la calle.

Cuando el SAME llegó al lugar, los médicos constataron que el chofer estaba descompensado sobre el asfalto y no reaccionaba a los estímulos. Primero se informó que había sufrido un ACV, aunque luego se supo que fue un síncope, por lo que fue derivado al Rivadavia.

Las tres amigas pertenecían a un programa de intercambio de estudiantes de la Universidad de San Andrés durante medio año y llevaban ya más de tres meses de residencia en la Argentina.

De acuerdo al último parte médico, se encuentra estable en terapia intensiva con fractura de pelvis y un traumatismo de cráneo. “Tiene entre 13 y 14 puntos en la escala de Glasgow [N.d.R: una medida para evaluar el coma y estado de alerta en humanos] y una fractura de pelvis que está contenida con una cincha”, señaló esta mañana Ignacio Previgliano, director del centro de salud, en diálogo con AM 990.

Clemence, en tanto, está en observación en el área de emergentología, con evolución favorable y la posibilidad de ser dada de alta pronto. “Está bien, lúcida, pero triste y preocupada por sus amigas”, señaló Previgliano. El diagnóstico también fue ratificado por fuentes oficiales a este medio.

Mientras tanto, los padres de Anne, Clemence y Lwana, salieron en las últimas horas en un vuelo de la línea aérea Lufthansa desde Francia y llegaron en el transcurso de la mañana al Aeropuerto de Ezeiza, según confirmaron fuentes del caso a Infobae. No está previsto, por lo pronto, que los familiares declaren en el expediente.

Dejá tu comentario