DOLAR
OFICIAL $93.49
COMPRA
$99.49
VENTA
BLUE $147.00
COMPRA
$152.00
VENTA

Me siento estafado: Movistar me cobra por servicios que nunca contraté

Todos los días, la empresa cobra por brindar internet aunque no se lo haya solicitado y no hay forma de darlo de baja.

Es difícil arrancar una nota así, cuando las mismas quejas, ideas y protestas ya las repetí una innumerable cantidad de veces ante los oídos de algunos de los jóvenes (algunos educados, otros no tanto) que trabajan en el callcenter de Movistar.

A saber, hace más de un mes me compré un chip con tarjeta para un teléfono sin internet libre. A partir de ese momento me empezó a llegar un mensaje de texto por día del número 772 con el texto: "Ya estas disfrutando de INTERNET TODO EL DIA! Navega SIN PARAR hasta las 00hs. El importa fue descontado de tu saldo".


No sólo nunca solicité el servicio, sino que ni siquiera indica cuánto es que me está descontando por algo no contratado.

"Tampoco te descuentan tanto, solamente $1,95", fue la respuesta de la telefonista de Movistar que me atendió luego de haber recibido el cuarto mensaje (yo, iluso, al comienzo pensé que era un error, hasta que me di cuenta de que me había consumido los $10 que cargué).

Tras discutir brevemente con la joven, afirmó habérmelo dado de baja. Iluso, segunda vez, le creí.

Pasada una semana, los mensajes volvieron a llegar, pero esta vez con un agregado: cuando se me agotaba el crédito, me llegaba otro sms (del número 505) diciendo: "Te prestamos $1,95 sin costo extra. Recorda que este importe sera descontado de tus proximas recargas".

Conclusión, no sólo Movistar me volvía a contratar un servicio no pedido, sino que además tenían la generosidad de "prestarme" dinero...


Mi segundo llamado fue igual de fructífero que el primero. Me atendió otra joven, a la cual le pedí explicaciones de por qué me habían dado de alta el servicio sin preguntarme ni avisarme, le solicité que me devolviera la plata y le pedí que me lo diera de baja.

Su respuesta fue que "se da de alta sólo", me pidió disculpas y me juró y recontra juró que no iba a volver a pasar. ¿La plata que me comieron con esos mensajes? De eso ni noticia, se justificó diciendo que no se devolvía el dinero y que me tendría que haber quejado antes.

Pasaron dos semanas y... ¡sorpresa! Me vibra el teléfono, veo quién es y me doy cuenta de que por ¡tercera vez! contraté el servicio de internet sin enterarme y, como si fuera poco, también le pedí plata prestada a Movistar.

No me pude quejar, porque los domingos el servicio de callcenter no funciona. Desde la empresa no sólo nos sacan plata a los consumidores sin preguntarnos, sino que las supuestas soluciones solamente duran una semana.

Contanos tu experiencia, ¿te pasó algo parecido alguna vez?