DOLAR
OFICIAL $89.12
COMPRA
$95.12
VENTA
BLUE $138.00
COMPRA
$143.00
VENTA

Maltrato laboral, violencia sexual y amenazas: los testimonios que complican al empresario detenido

Claudio Alberto Tinari está detenido por abusar sexualmente de una empleada en Pinamar.

Nuevos testimonios complican aún más la situación de Claudio Alberto Tinari, el empresario detenido tras abusar sexualmente de su empleada en Pinamar. “Llegaba tipo 3 de la tarde, nos gritaba, nos insultaba, se vestía de chef y se metía en la cocina. Te gritaba todo el tiempo, a veces no sabía si te lo decía en joda o no, porque nos decía 'limpiame el baño o te pego un tiro, limpiá el piso o te pego un tiro", declaró una de las jóvenes que formaban parte del equipo de trabajo que Tinari contrató en el Partido de la Costa.

Ese textual es solo una parte de la declaración testimonial de una de las chicas del staff del restaurante. El relato es impactante, con muchísimos detalles sobre el nivel de maltrato que Tinari tenía para con casi todo el que se le cruzase en su camino. Y no solo eso. Ofertas de sexo a cambio de dinero, violencia sexual casi a diario y abusos laborales de todo tipo.

La mujer que aportó esta declaración es ahijada de la pareja de Tinari y contó que entró a trabajar tras la propuesta de la mujer, llamada Fabiana, empleada del municipio de Pinamar. Fue contratada en negro y su horario era de 9 de la mañana a 8 de la noche.

"Con los empleados tenía malos tratos y con las chicas era muy baboso. Un día, con P. (otra de las empleadas) terminamos de trabajar y le pedimos a Claudio si podíamos ir a la playa. Nos dijo que sí. (...) Fuimos las dos al mar y al volver estaba Claudio dentro de la carpa sentado en una silla. Ahí nos dijo: 'les hago una pregunta, pero muere acá', y nos preguntó si queríamos asistir a una fiesta en Cariló, donde él iba a ser nuestro manager y que si nos gustaba alguien y lo cog..., él nos daría 100 dólares por cada persona con la que estuviésemos. Y que si no nos gustaba que no nos hiciéramos problemas, que solo tendríamos que cog... a tipos de alrededor de 40 años, pero si queríamos, que él no nos iba a obligar", detalló la mujer.

La empleada contó que a su compañera (P.) ya se lo había ofrecido antes y que esto motivó la renuncia de la chica, que además fue la primera que lo denunció, situación que alentó a otra de las chicas a realizar la denuncia por la violación y que más tarde permitió que el resto del personal sacara a la luz el tema de los maltratos laborales.

Sin dejar pasar detalles, la declaración sigue, en este punto con un mano a mano que sufrió esta empleada (la ahijada de la mujer de Tinari): "Ese mismo día tuvimos una reunión con los mozos y cuando llegó Claudio me dijo que lo acompañe, para después decirme '¿qué cosas estarías dispuesta a hacer para ganar más plata?' y que yo 'le encantaba' y que la 'propuesta estaba abierta para siempre que lo llame me iba a pagar'. Me levanté para irme y me dice 'esto muere acá'".

El fiscal Juan Pablo Calderón, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pinamar, investiga el abuso sexual de una de las empleadas, un hecho ocurrido el 22 de diciembre cuando todavía los contratados estaban alojados en un hotel ("Trinidad") de Pinamar (luego fueron a una casa alquilada por Tinari). Esa acusación determinó la detención de Tinari, el lunes de esta semana. Por otra parte, la causa por "promoción y facilitación de la prostitución" y "posible trata laboral" está a cargo del fiscal de General Madariaga Walter Mercuri, quien solicitaría en estas horas la ampliación de la detención de Tinari por esos delitos.

Otra novedad que se dio este jueves fue la declaración de la pareja de Tinari, que dijo que la noche del abuso denunciado por una de las empleadas, ella estaba con el empresario, en una intención de sacarlo de la escena del ataque. "Es muy poco creíble", dijeron a Clarín fuentes de la investigación. En ese marco, aún tratan de determinar si el acusado arrojó su iPhone al mar para ocultar pruebas en su contra.

Se trata de un teléfono marca Iphone amarillo que, según declaró en la causa un empleado del acusado, fue descartado por el empresario. Las fuentes señalaron que en la orden de allanamientos dispuesta por Calderón se solicitó la incautación de este celular personal de Tinari, el cual no fue encontrado en las tres propiedades inspeccionadas.

Con respecto a la investigación sobre el abuso sexual, el fiscal Calderón solicitó realizar pericias psicológicas tanto a la víctima de la violación (constatada por peritos médicos) como al imputado, quien tiene una pena de prisión en suspenso por el delito de "exhibiciones obscenas agravadas y daños", otorgada por el Departamento Judicial de Morón.

Tinari fue juzgado luego de haber sido descubierto mostrando sus genitales en la puerta de un jardín de infantes.

Dejá tu comentario