DOLAR
OFICIAL $98.11
COMPRA
$104.11
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

La contundente definición de Dyhzy, el hijo de Alberto Fernández: “Estanislao Fernández murió”

"Me he planteado cambiarme el nombre de DNI”, expresó el hijo del Presidente.

En una profunda entrevista, Estanislao Fernández, hijo del presidente Alberto Fernández, habló de su identidad de género y hasta expresó su deseo de cambiarse el nombre que figura en su documento de identidad.

“Dyhzy es un apodo, no es otra cosa. No es un personaje, no es otra persona, no es una dualidad, no es alguien adentro mío, no es nada que no sea yo porque no tengo tiempo para ser dos personas, o sea que paja", se caracteriza hoy la DJ, diseñadora gráfica, drag queen y cosplayer de 25 años.

"No me gusta definir cosas, me parece que el ser humano no tiene por qué definir cosas. No me parece una obligación tener que definir tu género, tu sexualidad, o cosas más simples como comer pizza o fideos. Comé algo y punto", reflexionó en diálogo con Julio Leiva en el ciclo Caja Negra (Filo News).

"Eso es otra cosa por la que milito porque previo a mi boom, se me ha puesto en un lugar de '¿qué sos: gay, bisexual, sos hombre, mujer?', y no sé, posta no lo sé. No me interesa saberlo tampoco. Mis relaciones a veces son con hombres, a veces son con mujeres, a veces con personas cis, a veces con trans, no binarias, no es algo que sienta que me defina como individuo. Otras cosas me definen, qué hago, cómo lo hago, mi identidad, esas cosas te definen como individuo. No ponés en tu DNI 'Ricardo Heterosexual trabaja en Coto', eso no te define, son cosas que definen momentos de tu vida, eso sí. Con el tema del género, de la sexualidad, para mí es tan simple como que hay días que posta me siento más mujer que hombre, y otros en que me siento mucho más hombre que mujer, en especial este último tiempo", continuó.

Sobre esa búsqueda de la identidad, Dyhzy revela: "Me he planteado cambiarme el nombre de DNI a Tani, que es como me dicen todas las personas que me quieren y respetan que el nombre que se me ha dado al nacer, no es un nombre con el que me sienta cómodo. No tiene nada que ver ni con el género ni con la sexualidad ni con nada que tenga que ver con la comunidad a la que pertenezco, la LGBT. Tiene que ver con algo mío, la identidad es algo que se construye desde siempre, desde que nacés, no es algo que te dan. Tu identidad la construís vos, basado en las cosas que vivís, en las que te gustan, las que no, las que te hacen bien, mal. Es algo que se construye, y ahí es cuando me molesta cuando no se respeta".

Parte de quién es hoy tiene mucho que ver con la actividad de drag queen: "Para mí estar montada no es estar en personaje, para mí es otra forma de vivir mi vida y de vivir las cosas que me gustan. Me encanta maquillarme, me encanta usar tacos, me encanta mostrar el orto, lo digo en cámara. Pero posta lo digo, no me molesta, estoy cómodo con mi cuerpo y con quien soy y estoy feliz con algunas cosas que me pasan, entonces ¿por qué darle tanto peso definiendo cosas con palabras que a veces no te representan?".

Pero a la hora de hablar de cómo atravesó la cuarentena y este año 2020, donde se vio con las posibilidades de trabajo acotadas, ‘Dhyzy’ dejó una definición contundente:  "Para mí este año fue un año menos de mi vida, no lo sentí. Este año que podría haber sido re intenso, un poco por estar encerrado no lo sentí. Odié la cuarentena. Me van a hacer mierda por decir esto, ¿sabés qué? Mañana el título de cualquiera de estos diarios pedorros: ‘Estanislao Fernández odia la cuarentena’, Estanislao tu vieja, Estanislao Fernández murió. Ese es el título: ‘Estanislao Fernández murió’".

Sobre la búsqueda de su identidad sexual, ‘Dhyzy’ contó que su “salida del clóset fue rara”. “Me pasaban cosas con chicos y con chicas al mismo tiempo. De hecho salí del clóset, y estuve en pareja 4 años con una chica. Yo nunca voy a criticar las formas de mi viejo y mi vieja, porque tuvieron otra educación, en otro contexto histórico, mi viejo a mi edad estaba viviendo la dictadura, haciendo política, y mi vieja también un poco. No critico cómo crecieron, por suerte no me tocaron padres homofóbicos o soretes en ese sentido. Sí padres que se preocupaban. Un día le caí a mi madre, angustiado por este tema, y le dije ‘soy gay’. Y fue un shock, obvio, le costó entender que yo era la misma persona, que no había cambiado. Mi vieja es de cabeza abierta, pero no te voy a decir que a veces le cuesta y de repente tener un hijo que no solo salió del clóset, sino que se montaba y que encima se pone en pelotas, obvio que le cuesta. Porque es lo que le cuesta a toda persona de 60 años, mi vieja no tiene 20".

Sobre las conquistas que faltan, opina: "Que la gente deje de ser una mierda, partiendo de esa base, principalmente porque creo que se han conquistado algunas luchas, como por ejemplo hoy no sé si en la tele está aceptado que alguien diga algo discriminatorio. Se puede hacer, pero la gente te salta y te tenés que bancar que la gente te salte, para mí eso es una conquista. La cagada que tiene eso es el nivel de hipocresía que tiene cuando pasa fuera del aire o fuera de lo público".

Y sigue: "¿Quién no tiene un pariente que está con ‘hay que matar a los trolos’? Eso existe, hay un montón de luchas, es un cambio social. Yo me quejo mucho de cuando me tratan con mi nombre de DNI, porque no me gusta y nunca en mi vida me sentí identificado con ese nombre, por eso ni lo digo y siempre que hablo con alguien, pido que por favor no se me trate de esa forma. La gente es chota y lo hace igual, porque es chota. El ser humano es choto".

Dejá tu comentario