DOLAR
OFICIAL $77.27
COMPRA
$83.27
VENTA
BLUE $174.00
COMPRA
$180.00
VENTA

La clave para una alimentación saludable es la organización

Al alimentarnos de manera sana y equilibrada, evitando caer en una monotonía alimentaria o en alimentos pocos saludables.

¿Qué comemos hoy?” La clásica pregunta que se repite día a día y muchas veces no tiene respuesta. En ese momento, desprevenidos y para no quedarnos callados retrucamos con un “ no sé, ¿Qué quieren comer?” pensando que obtendremos lo que estamos buscando, ¿o no?.

Lejos de obtener lo que buscábamos, recibimos un “me da igual, lo que tengas ganas o lo que haya” y está claro que no nos ayuda demasiado a pensar y resolver este gran dilema. Es que si preguntamos era justamente para obtener una respuesta rápida y no tener que pensar o caer siempre en las mismas preparaciones, en comidas rápidas, o delivery.

¿Te fastidia tener que pensar todos los días que cocinar? A los amantes de la cocina seguro que no, pero para los que no es su fuerte, se acaban las ideas más rápido de lo que pensamos.

Aca te traigo una solución y es la Planificación Semanal de Comidas, donde vas a tener respuesta para todo y así, no vas a tener que improvisar.

Es fundamental planificarlas porque nos va a permitir ahorrar tiempo al no tener que pensar qué cocinar y dinero ya que vamos a optimizar la compra, también aprovechar todo lo que compramos y a su vez, disminuir el desperdicio de alimentos. Por último, y no menos importante, al alimentarnos de manera sana y equilibrada, evitando caer en una monotonía alimentaria o en alimentos pocos saludables.

Tips para una buena organización:

  1. Pensar en conjunto con los integrantes de la familia las preparaciones favoritas de cada uno y armar una lista con 15 o más comidas diferentes. Piensen en recetas que sean fáciles de hacer y sean saludables. ¡No se olviden que las verduras tienen que estar siempre presentes!

  2. Una vez diseñada la lista, el siguiente paso es desglosarla por ingredientes que vamos a necesitar y ver con cuáles contamos en nuestra heladera o alacena. En este punto es clave considerar el tiempo que perduran ciertos alimentos para organizar mejor la compra.

  3. Sí disponemos de poco tiempo en la semana podemos elegir uno o dos días para ir adelantando algunos pasos de las comidas más próximas, por ejemplo: lavar las verduras, cortarlas, freezarlas y preparar algunos alimentos que duran más tiempo refrigerados como arroz, fideos y legumbres. Cuando enciendas el horno, aprovechalo y cocina más cantidad. Recordá que hay alimentos “estrella” que pueden formar parte de otro plato distinto en la siguiente comida.

Para ayudarlos, les comparto algunas ideas de menú que sirven para almuerzo o cena.

menu semanal

Una vez que lo implementes, ¡no vas a volver atrás! Ponelo en práctica una semana con una comida del día (por ej: cena) para empezar de a poco y ver como te resulta.

Luego se irá aprendiendo, mejorando y perfeccionando la planificación del menú pero... ¡anímate a intentarlo!

Te invito a mi instagram @nutrigram.sc donde podes encontrar más contenido sobre nutrición.


Si tenes alguna duda, escribime a nutrigram.sc@hotmail.com

Arce Camila Pilar

Nutricionista UBA

MN: 10.219

Dejá tu comentario