DOLAR
OFICIAL $89.75
COMPRA
$95.75
VENTA
BLUE $139.00
COMPRA
$144.00
VENTA

Internas por la inteligencia: Elisa Carrió propone derogar la AFI

La aliada de Cambiemos cuestionó desde el principio las designaciones de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani al frente de la Agencia.

La diputada nacional Elisa Carrió presentó un paquete de leyes que impulsan la derogación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la creación de una agencia federal contra el crimen organizado, la federalización de los delitos de narcomenudeo y la federalización de los delitos de torturas.

La legisladora y el presidente, Mauricio Macri, se reunieron y dialogaron "en buenos términos" sobre el apoyo de Carrió al desplazado titular de la Aduana Juan José Gómez Centurión, el aumento de tarifas y el paquete de leyes para la lucha contra el crimen organizado.

"Se propone una reforma integral de la seguridad federal para la eliminación de los nichos de corrupción y la connivencia entre el poder político, la policía y la delincuencia, mejorando la efectividad de las acciones preventivas e investigativas", argumentó la diputada, según TN.

El proyecto de la líder de la Coalición Cívica pretende derogar la ley nacional de inteligencia y la ley que creó la Agencia Federal de Inteligencia, aprobadas durante el gobierno de Cristina Kirchner cuando el Frente para la Victoria tenía la mayoría en el Congreso.

Para la diputada, la norma sancionada en marzo de 2015 desencadena "las más graves violaciones a los derechos y garantías de los ciudadanos garantizadas en la Constitución Nacional, facilitando el desarrollo del crimen organizado".

Carrió propuso también que dentro del Sistema de Inteligencia se cree la Dirección Nacional de Inteligencia de la República Argentina. "No contará con medios propios de reunión de información ni de investigación, como hasta ahora tenía la AFI, y prohíbe, a su vez, el agente encubierto", adelantó.

Como parte de la reforma de la ley de Inteligencia, Carrió también proyectó crear la Fuerza Especial de Investigaciones, que dependerá de la Agencia de Investigación y propuso la federalización de los crímenes de torturas aún cuando fuera cometido en el territorio.