DOLAR
OFICIAL $164.44
COMPRA
$172.44
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

Entraba a su country y dos policías le pegaron tres balazos

Ocurrió en Moreno, en la madrugada de este domingo. Se trata de un joven rugbier que deberá ser operado. 


Un joven rugbier de 19 años sufrió un terrible ataque por parte de la policía. Es que dos efectivos que se encontraban en las inmediaciones del country en donde vive el chico le dispararon tres balazos luego de que cruzara un semáforo en rojo. 

Tomás (ese es el nombre de la víctima) se encuentra internado con dos disparos en las piernas y uno en el brazo, y se investigan las causas del accionar policial. Los dos efectivos fueron imputados por lesiones.

Todo ocurrió sobre la avenida San Martín al 9000, cuando Tomás sufrió el ataque cuando a su casa, en el country “Álvarez del Bosque” de Moreno, luego de celebrar el triunfo del equipo de rugby Mariano Moreno.

Mientras manejaba la camioneta de su papá, aparentemente cruzó un semáforo en rojo. Ante esta situación, un patrullero de la Bonaerense, sin luces ni balizas, realizaba tareas preventivas en la zona y lo comenzó a perseguir.

En el video se puede observar cómo los efectivos chocan en varias oportunidades a la camioneta del rugbier intentando frenar la marcha, y en la última la golpean de costado y cae en una zanja.

Rápidamente otros móviles se sumaron a la persecución. “Los policías dispararon contra la camioneta sin medir las consecuencias”, expresó Carlos, el padre del joven en diálogo con Crónica TV.

“No está comprobado lo del semáforo en rojo, no hay video, eso lo dijeron los policías”, aseguró el hombre y agregó que Tomás deberá ser operado porque “usó el brazo para cubrirse de los disparos y tiene el hueso destrozado”.

El joven debió ser internado en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega con un disparo en cada pierna y uno en el brazo derecho. “No entiendo por qué lo balearon, estaba casi desmayado de la hipotermia”, señaló el Carlos y sostuvo: “Mi hijo nació de nuevo”.

Conmocionado por la situación, el padre del joven expresó: “¿Se justifica que tu hijo salga a tomar una cerveza y que por eso la policía le pegue tres tiros? Hicieron todo mal”.

En principio, los policías informaron que se sintieron intimidados por el conductor y que pensaron que les iba a disparar.

Ellos aseguraron que dieron la voz de alto al joven, pero que el joven siguió de largo. No hubo testigos presenciales y se están analizando las cámaras de seguridad.

Por el momento, hay dos policías imputados por “lesiones”, informó una fuente judicial al medio Primer Plano Online.

Dejá tu comentario