DOLAR
OFICIAL $62.08
COMPRA
$67.08
VENTA
BLUE $80.00
COMPRA
$85.00
VENTA

Encontraron el celular de la mujer violada en Puerto Deseado

La Policía de Santa Cruz realizó una inspección ocular en la zona costera y halló el teléfono móvil que los delincuentes que violaron a la mujer y asesinaron a su hijo descartaron entre las rocas.

La policía de Santa Cruz encontró este lunes el celular de la turista salteña que fue atacada la semana pasada por dos hombres que abusaron sexualmente de ella y asesinaron a su hijo de 4 años.

El teléfono móvil de la mujer, que había sido robado y descartado por los agresores después del violento ataque, fue encontrado durante una inspección ocular de la policía en la zona costera cerca a Cueva de los Leones. El aparato, que según relató un testigo del procedimiento policial en diálogo con TN, no estaba en el agua sino apoyado sobre una roca y envuelto en una bolsa, quedará ahora a disposición de la Justicia, que analizará el teléfono en busca de nuevas pruebas.

Hasta el momento hay dos sospechosos por el crimen del niño y la violación a su mamá, que habían viajado desde Salta a Santa Cruz para visitar un familiar y fueron atacados cuando realizaban un paseo por la playa Cavendish. El primero de ellos es un joven de 24 años que fue detenido tras haber sido identificado por la víctima en una rueda de reconocimiento. Fue trasladado a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar una posible reacción de los vecinos y podría ser indagado por el juez Oldemar Villa, a cargo del caso, en los próximos días.

Fuentes de la investigación aseguraron a la agencia de noticias Télam que el sospechoso cuenta con antecedentes penales, ya que había sido demorado el mes pasado en el marco de otra causa tras haber sido denunciado por la “tentativa de homicidio” de un familiar suyo menor de edad y luego la Justicia lo liberó.

Esta descripción concuerda con el relato que había hecho en su momento la víctima, quien aseguró ante las autoridades policiales que el hombre que la había abusado dijo que pensaba matarla porque no quería “volver a estar en cana”.

El juez Villa deberá además resolver la situación procesal del otro sospechoso vinculado a la causa: un adolescente de 16 años en calidad de aprehendido. Al ser menor de edad, su situación es diferente y el magistrado espera la realización de nuevas ruedas de reconocimiento -en la que participarán testigos que supuestamente lo vieron caminando por la playa Cavendish minutos después- para tomar una decisión.

Este domingo por la tarde, en tanto, centenares de personas volvieron a manifestarse en Puerto Deseado para pedir justicia por este hecho y otros crímenes recientes con carteles y banderas con diferentes consignas sobre la situación de inseguridad que se vive en la zona.

Dejá tu comentario