DOLAR
OFICIAL $84.77
COMPRA
$90.77
VENTA
BLUE $155.00
COMPRA
$161.00
VENTA

El volver a vivir de Mike Waudby: de obeso a personal trainer

DiarioVeloz te acerca este imperdible testimonio: fue víctima de bullying e intentó suicidarse, pero decidió seguir adelante y hoy cuenta su peculiar historia.

Mike Waudby es un joven inglés, oriundo de Hull, de 32 años, que pasó un largo tiempo de su adolescencia y su juventud aislado de la vida: una dramática historia familiar lo zambulló en el alcohol y la reclusión en su cuarto por siete años hasta pesar más de 220 kilos. Tras tocar fondo con un intento de suicidio, finalmente se decidió a cambiar su vida, y tras 18 meses de intensa dedicación, se convirtió en personal trainer. En una entrevista exclusiva con DiarioVeloz relató su calvario y su recuperación.

-¿Cómo describirías tu infancia?

-Fue muy cruel, tuve que lidiar con problemas familiares durante mi crecimiento, principalmente por una hermana violenta y alcohólica. Pasaba la mayoría de las noches sufriendo y temiendo posibles agresiones verbales y físicas. Fuera de mi hogar, disfrutaba mucho los deportes, me gustaba jugar al fútbol con algunos amigos que vivían en la zona de mi casa en una cancha cercana.

-¿Qué tal eras en la escuela?

-Odié la escuela porque sufría de bullying. El efecto que mi hermana producía en mí me hacía temerle a mi alrededor, y sentir miedo a los demás chicos. Me golpeaban entre muchos, me quitaban dinero... a veces fingía estar enfermo simplemente para no ir. Me arrepiento de no haberme esforzado más por mí y mi formación.

-¿Cómo es ahora tu relación con tu hermana?

Actualmente no hablo con ella, sólo tuve que seguir soportando esto hasta que pude mudarme de casa. A medida que me fortalecí mentalmente pude aprender a defenderme y enfrentar a ella y a mi familia. Ahora me concentro en cuidar del resto de ellos.

-¿Cómo comenzó el tema de la obesidad?

-Cerca de mis 18 años, cuando empecé a subir mucho de peso por el alcohol. Me aislé por eso y me refugié de los propios problemas domésticos en el alcohol, lo usaba como apoyo para aliviar el miedo y escapar de la realidad que me rodeaba.

-¿Tenías en quién apoyarte? ¿Hiciste terapia?

-No, nada. Sentía mucha vergüenza de contarle a alguien lo que pasaba. Creo que mis padres me habrían ayudado, pero nunca me animé a hablar y expresarme. Sufría solo, los médicos sólo me recetaban antidepresivos que yo me negaba a tomar.

-¿Cómo fue ese momento en que una chica te pidió que te fueras de un bar?

-Una chica se me aceró en un bar a pedirme que me vaya, ya que la hacía sentir incómoda. Todos alrededor se me rieron. Fue el punto cúlmine de tantas agresiones y de una sociedad dándome la espalda. Me fui del bar a mi casa y no volví a salir de mi cuarto por siete años.

-¿Cuál fue el momento en que tocaste fondo?

-Después de ese episodio en el bar intenté suicidarme cuando llegué a pesar casi 500 libras (225 kilos). Sentía tanto dolor físico y psicológico, sentía que el mundo no me quería en él. Lo peor fue que me sentía un perdedor al día siguiente. Me sentía enfermo de estar vivo atrapado en cuatro paredes por siete años sin salir de mi casa.

-¿Qué te decían tus padres en ese momento?

-Nada, no le contaba nada a nadie. Sólo tenía un amigo en ese momento, me sentía tan avergonzado que sólo quería que la gente me dejara solo, y todo se reducía a seguir castigándome con alcohol.

-¿Cuándo y cómo lograste hacer el 'click' que te hizo salir adelante?

-Después del intento de suicidio fue cuando me di cuenta de que solo yo podía ayudarme. Me hice cargo de la responsabilidad y decidí empezar con todos los procedimientos que hice hasta ahora para salvar mi vida.

-¿Qué mensaje le podés dar a la gente que sufre de obesidad?

-Que ellos son los que deben dar el primer paso para ayudarse, sin eso no hay progreso. Después de pedir ayuda o instrucciones, igualmente todo queda en tu fuerza de voluntad y dedicación. Soy la prueba de que no importa que tan mala creas que es tu vida, siempre podés salir adelante como yo lo hice.

-¿Qué nos podés contar de tu libro?

-Después de que mi historia se viralizó me llovieron los mensajes pidiendo ayuda. Como no había una respuesta para lo que había logrado decidí escribir un libro sobre mi historia de la única manera posible: brutalmente sincera, desde el corazón. Hablo de emociones, dietas y entrenamientos con los que perdí 130 kilos en 18 meses.

La historia de Mike puede compararse con la de un guerrero, por eso abrió la comunidad "The Weight Loss Warriors" ("Los Guerreros de la Pérdida de Peso"). "Es el lugar con el que me hubiera gustado poder contar. Peir un consejo, compartir experiencias, y conocer otras personas como uno que quieren ayudar y ser ayudados a enfrentar los fantasmas y la obesidad", contó.

Ahora, su nuevo objetivo es un programa completo de pérdida de peso, incluyendo su experiencia personal, algunos programas de entrenamiento y régimen, y algunos suplementos que probó, haciendo un balance de todo lo que le ayudó a bajar tanto peso. "Mi ambición es ayudar al mundo contra la obesidad, y de a poco lo estoy logrando". Para eso está el sitio web www.theweightlosswarriors.co.uk en el que se podrán adquirir tanto el libro como el programa completo

Ahora, Mike disfruta su nueva vida, con otros hobbies más saludables que el alcohol: "Me gusta el fútbol, soy hincha del Hull City, el equipo de mi ciudad. Ahora soy muy seguidor del entrenamiento físico, claro, y de la salud, son temas que me interesan mucho. Me convertí en una persona más sociable, me gustan las películas y el rock, sobre todo para entrenar". Por último, agrega: "Nunca en la vida salí de mi país, Argentina es uno de los lugares que me encantaría visitar".