DOLAR
OFICIAL $98.10
COMPRA
$104.10
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

El hambre es lo de menos: cuatro bares notables donde el primer plato es la cultura

¿Sos de buen comer o de buen vivir? Si tu respuesta es “las dos cosas”, no te podés perder esta nota con cuatro experiencias gastronómicas que te van a empachar todos los sentidos. ¿Quién dijo que la pinta es lo de menos?   

Fotos: gentileza Los Notables
Fotos: gentileza Los Notables

Hay personas a las que le da lo mismo entrarle al sandwich de parado en la ruidosa estación de tren con tal de lograr el objetivo vital que consiste en saciar el hambre.

Y hay otras que hacen del desayuno, del almuerzo, de la merienda y de la cena un culto, una ceremonia. Son los bon vivants, aquellos que disfrutan los placeres de la vida, especialmente la comida y la bebida. Los ultra ortodoxos, prefieren hacerlo en entornos confortables donde se respire arte, pausa y reflexión. 

Vamos a recorrer cuatro esquinas “notables”, donde el aroma a café recién molido juega a la ronda con los objetos que forman parte de la memoria colectiva nacional. Historia pura, a la carta, y una panzada cultural con tres medialunas de manteca.   

Celta Bar

Bares notables
Fotosgentileza Los Notables

Fue refaccionado con sus características de bodegón porteño. Por su uso cultural, puede clasificarse como “café concert”. Está ubicado en la esquina de Sarmiento y Rodríguez Peña. Sirvió como escenario para presentaciones de poesía, teatro y conciertos en vivo con músicos como Javier Malosetti, Luis Salinas y Miguel Botafogo.

Se observan retratos de músicos notables, paquetes de antiguos jabones y yerbas, chapas de publicidades de los años '50, cajones de reparto y frascos con conservas que son parte de las misceláneas que hacen a la identidad del bar.

Un chopp de sidra tirada en una de las mesas de madera junto a la ventana guillotina amerita una selfie y buena compañía.


La Poesía

Bares notables
Fotos: gentileza Los Notables

Este café, ubicado en Chile al 500, es un oasis que invita al tsunami de ideas, lo cual lo vuelve el lugar indicado para escritores, productores y artistas. En sus mesas, además, se inició una gran historia de amor ya que allí se conocieron el poeta y letrista de tango Horacio Ferrer y la artista plástica Lucía Michelle.

Y luego, tiene alma de museo. Entre los objetos mas pintorescos se destacan los muebles de madera, una chopera de bronce, un piano de 1915, una colección de latas, sifones y una fotogalería con imágenes de más de cien referentes de nuestras letras. La Poesía es sinónimo de inspiración a cualquier hora del día.

Un buen parroquiano no se perdería a la hora del vermú “Melodía de arrabal” (Hesperidina, vermut rosso y tónica)  .


Bar de Cao
Bares notables
Fotos: gentileza Los Notables

Este edificio construido en 1915 está lleno de mitos. Hay quienes sostienen que tuvo pasado de fonda, pulpería o vivienda. Las certezas empiezan recién en los años 20 con la familia Cao, oriunda de Asturias, que funda allí un negocio próspero: un almacén con despacho de bebidas llamado “La Armonía”.

El renovado Bar de Cao data de 2002 y es un espacio de encuentro y rituales (el vermú a media mañana, la sobremesa sin apuro, el truco de la tarde, la charla sobre la vida y un buen tango).

Las huellas de los Cao están presentes en paredes, muebles y vitrinas de su viejo almacén.

Toda esta iconografía centenaria te entra por los ojos (de entrada) pero la tablita combinada de salame de chacra y queso fontina podría ser el plato principal en este notable ubicado en Independencia y Matheu.


El Colonial
Bares notables
Fotos: gentileza Los Notables

Es un bar que permite respirar historia mientras se huele el aroma que sale del pocillo de café. Se encuentra ubicado a una cuadra de la “Manzana de la Luces”, en la esquina de Belgrano y Perú, una de las esquinas más importantes en la segunda Fundación de Buenos Aires por Juan de Garay.

Este edificio conserva algunos ladrillos de la época colonial, hechos con barro y paja secados a horno. Abrió sus puertas, a principios del siglo XX, como almacén-bar. Tiene espíritu de cafetín y ha sido escenario de varias películas del cine argentino como “Nueve Reinas” de Fabián Bielinsky o “La hora de los hornos” de Pino Solanas.

El Colonial es, definitivamente, el espacio para alimentar panza y alma ya que brinda la posibilidad de tomar de las estanterías un buen libro mientras se degusta el mejor bife de lomo a punto con guarnición.

Dejá tu comentario