DOLAR
OFICIAL $133.86
COMPRA
$139.86
VENTA
BLUE $289.00
COMPRA
$294.00
VENTA

El Gobierno presentará hoy el impuesto a la renta inesperada: las claves del proyecto

Esta tarde, Alberto Fernández y Martín Guzmán presentan el proyecto que plantea una alícuota especial.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán presentarán esta tarde el proyecto de ley para cobrar un impuesto especial a la "renta inesperada" que hayan conseguido un grupo de empresas por el shock de precios que provocó la guerra de Rusia a Ucrania.

La primera vez que se habló de imponer un impuesto a la renta inesperada, no aquella que se da tras una inversión, si no que aparece como en este caso tras un hecho puntual que la dispara, fue hace un mes y medio. El que lo puso en palabras fue el ministro de Economía, fue durante una entrevista televisiva.

La idea resurgió de la mano del funcionario pero este tipo de iniciativa no es nueva, algo parecido se había implementado ya en la época de Ricardo Alfonsín y de Fernando de la Rúa.

 

Las claves​

  • Cómo será el impuesto

El impuesto apunta a ganancias "extraordinarias" o "impensadas", aquellas que no son consecuencia directa de la inversión sino que responde -en este caso- al efecto del shock internacional de precios que provocó la guerra entre Rusia y Ucrania.

El proyecto busca captar esa renta extraordinaria de las grandes empresas, que facturan más de $ 1.000 millones, y redirigir esos fondos a sectores vulnerables. "La ganancia neta imponible real tiene que haber aumentado de forma significativa en 2022 en relación con 2021″, señaló Guzmán al presentar la iniciativa que este lunes verá finalmente la luz. La presentación se hará en la Casas Rosada con una presentación a cargo de Alberto Fernández y el propio Guzmán.

 

  • A quiénes afectará

​"Las empresas que tienen ganancias imponibles superiores a los $ 1.000 millones, el cual es una porción muy pequeña de todo el entramado de empresas", dijo en su momento el titular del Palacio de Hacienda. De esta manera, la medida solamente afectaría a una porción muy pequeña de las empresas: en 2021 le hubiera correspondido pagarla a un 3,2% de las compañías totales.

 

  • Recaudación estimada

Con este impuesto, el Gobierno busca recaudar unos $ 200.000 millones, monto que se acerca a los 206.000 millones que el Estado derivó al pago del refuerzo de ingresos de ANSeS para trabajadores informales, trabajadoras de casas particulares, jubilados y monotributistas.

En mayo ya se pagó la primera cuota del bono de $ 18.000 para trabajadores informales y $ 12.000 para jubilados y pensionados que cobran hasta dos mínimas.

 

  • ¿Es constitucional o anticonstitucional?​

Según la opinión de los tributaristas, no es una doble imposición porque desde el Gobierno alegan que una cosa es el impuesto a las Ganancias y otro a la renta inesperada.​ "Si quieren discutir lo que van a tener que discutir es que sumada las dos alícuotas hacen que el impuesto sea confiscatorio porque exceden ese marco", aseguró a Clarín Sebastián Domínguez, de SDC Asesores Tributarios.

"Después también se podrán agregar otros argumentos como el principio de igualdad", comentó Domínguez. "Por qué quienes ganan más de tanto, tienen que pagar tanto más, y los que ganan menos no", aclara.

Por último, el contador coincidió con otro tributarista consultado sobre que este no es un impuesto inconstitucional. "Aun si hubiera doble imposición, no está contemplado en la Constitución que no pueda haberlo en tributos nacionales", argumentó. Y al respecto concluyó: "Donde no puede haber doble imposición es lo que establece la ley de Coparticipación  Federal de Impuestos que dice que las provincias no pueden aplicar un impuesto análogo a la Nación coparticipable".

 

  • La palabra del FMI

La propuesta logró el visto bueno de los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Para disminuir la carga para las finanzas públicas, se podría prever un aumento temporal de los impuestos sobre el exceso de beneficios. Esto ayudaría a recuperar parte de las transferencias a las empresas que no las necesitan", indicó el organismo multilateral. Y agregó: "En los casos en los que la fijación de objetivos es difícil y el espacio fiscal es limitado, los países pueden tener que considerar medidas de aumento de los ingresos para financiar diversas prioridades".

 

  • ​Cuál es la "zanahoria" para las empresas

Martín Guzmán aseguró también que se pondrá un parámetro para achicar la alícuota en caso de que la renta inesperada sea canalizada hacia la reinversión. La “zanahoria”, en este caso, es hacer un descuento sobre el gravamen para quienes reinviertan esas utilidades extras.​

 

  • Antecedentes locales e internacionales​

En Argentina existe la experiencia de un impuesto que se aplicó por única vez y que tuvo como objetivo gravar altas rentas. Ese tributo fue creado en 1999 por la Ley 25.329 y fue extraordinario, se aplicó por única vez, tuvieron que pagar el impuesto las personas humanas y sucesiones indivisas. Las personas jurídicas no fueron sujetos del impuesto, es decir, no tuvieron que pagarlo Para encuadrar en el impuesto se puso en consideración la capacidad contributiva de las personas físicas y sucesiones indivisas durante los períodos fiscales 1998 y 1999 en el Impuesto a las Ganancias.​

Para los especialistas, Argentina repite fórmulas, subir impuestos es uno de esos recursos que cada tanto los gobiernos locales imponen para morigerar los efectos de una economía en crisis. Sin embargo, en otros lugares del mundo usan la fórmula contraria: los impuestos se bajan para contrarrestrar los efectos de los aumentos de precios. Así sucede en este momento en países de Europa como Polonia, Alemania e Irlanda.​

En 2021, los ministros de Finanzas del G7 (Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido) alcanzaron un acuerdo para fijar las bases de un nuevo sistema fiscal internacional, mediante la instauración de un impuesto mínimo global del 15% para las grandes corporaciones multinacionales.​

Qué dicen los empresarios​

Las cámaras empresarias rechazan la iniciativa que busca cobrar renta inesperada. “La Argentina debe volver a retomar la senda del desarrollo económico y social sostenible. Para ello resulta esencial generar las condiciones para que las pequeñas, medianas y grandes empresas puedan concretar inversiones". "La creación de nuevos impuestos va en la dirección opuesta. En la Argentina ya están en vigencia 165 impuestos y la carga tributaria sobre el sector formal de la economía es muy elevada y ha crecido fuertemente en los últimos 20 años, superando holgadamente el promedio de la región”, señaló la Asociación Empresaria Argentina (AEA).​

Los industriales también manifestaron su descontento sobre este nuevo impuesto. El 19 de abril, un día después de conocerse públicamente la intención del Gobierno de imponer éste nuevo tributo, vía zoom, los empresarios de la Unión Industrial Argentina los dirigentes se despacharon contra esa posibilidad.

Ese fue el caso del representante de San Juan que alertó al señalar que podría peligrar la anunciada inversión minera en la provincia. Según reconstruyó Clarín, soltó que la noticia llegó a las bolsas del mundo y tiene repercusión en el valor de las empresas en obvia referencia al grupo sueco Lundin que ya cuenta con el aval ambiental para una inversión de US$ 4.100 millones y 3.000 empleos en su provincia. "Si cambian las reglas, se puede echar a perder", dijo.

En el comunicado sobre la reunión, la Junta Directiva de la UIA manifestó su "preocupación por la posible creación de una alícuota adicional dirigida a empresas de todo el país".Y se sumó así lo expresado por Ciara, que cobija a las principales exportadoras y procesadoras de granos.

Otros que salieron a criticar con dureza ese proyecto fueron los ruralistas de CRA que expresaron que "es ilegal y recaerá sobre los productores".


Voces en contra

“Es un disparate lo que hace el Gobierno”, dijo Diana Mondino. La economista expresó que la medida “es una jugada política” en la que el Gobierno “no tiene nada que perder”. “Si lo aprueban recaudarán mucho dinero y si no, va a decir que la oposición traba proyectos”, expresó.

“Cuando se anunció entre los argumentos es que lo pagaría poca gente, es francamente insólito y quita incentivo a mejorar”, dijo.

En este sentido ejemplificó lo que podría pasarle a un empresario: “Si invirtieron mucho el año parado, le vas a cobrar más”.

Otro que habló en contra fue Javier Milei, quien calificó de "aberrante" el proyecto de ley que grava la renta inesperada.

El líder de La Libertad Avanza repudió la medida que anunciará el Presidente: “Suponé que tengo una economía con dos bienes: A y B. Los retornos de cada uno están igualados. Ahora, un día los consumidores deciden que quieren consumir menos de B y más de A. El precio de A sube mientras que el de B baja. Eso hace que muchas empresas vayan a la quiebra y los recursos vayan a A”.

“Esos recursos que van a A, terminan siendo lo que conocemos como renta inesperada o una ganancia extraordinaria. Si vos se lo sacas, la ganancia extraordinaria que tendría A desaparece y se queda en el mismo nivel que tenía antes, a la vez que B continua en quiebra”, analizó Milei el domingo en “Comunidad de Negocios”, por LN+.

Dejá tu comentario