DOLAR
OFICIAL $98.10
COMPRA
$104.10
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

El furioso descargo de Florencia Peña tras las críticas por sus visitas a Alberto Fernández en Olivos: “No hice nada malo”

Este lunes, en el inicio de su programa, la actriz y conductora se refirió a las agresiones que recibió en las redes luego de que se difundiera que se había reunido con Alberto Fernández mientras regía la cuarentena estricta.

A raíz del escándalo generado por las visitas a la quinta de Olivos en plena pandemia, Florencia Peña rompió el silencio. Furiosa y notablemente dolida, la conductora de “Flor de equipo” (Telefé) hizo su descargo y habló de una “operación misógina” en su contra.

“Voy a hablar de un tema que no hablé la semana pasada porque no creí que iba a generar este escándalo, esta operación directa hacia mi persona, pero ahora sí me voy a tomar unos minutos para aclarar algunas cosas”, comentó muy seria al iniciar su programa este lunes. Y ante la mirada atenta de sus compañeros, la conductora empezó su descargo: “En mayo del año pasado, acababa de morir mi papá hacía 20 días, yo tenía permiso de cuidado de mi madre que quedó viuda, además de un permiso de medios que tenía porque estaba generando un programa con otro canal. En mayo nuestra actividad (actuación, teatro, cantantes) estaba muerta, sin permiso para poder trabajar. Con muchos compañeros empezamos a pensar qué hacer y algunos le pusimos el cuerpo”, relató.

“A mí se me ocurrió escribirle al Presidente un mensaje por Twitter pidiéndole una reunión para poder ayudar con todo lo que estaba pasando. Previo a eso habían estado con él muchos productores muy importantes del medio, como también representantes de gremios de todos los trabajadores, porque otra cosa que quiero decir es que dejemos de pensar que todos los actores son gente millonaria; somos laburantes como cualquiera. En ese momento, se me ocurrió ir a hablar con el Presidente para encontrar una solución”, explicó molesta, en referencia al parate que sufrió la actividad debido a las medidas sanitarias impuestas para contener el avance de la pandemia de covid-19.

“Después de 6 o 7 días de una operación contra mi persona me pregunto: ‘¿por qué conmigo?’. Si estuvieron tantos nombres importantes, tantos hombres importantes. ¿Yo tengo que salir hoy a aclarar que no soy el gato del presidente? Que yo fui a una reunión a las 11.30 de la mañana con permiso, con protocolo, y tengo que salir a aclarar que no soy el ‘gato’ del presidente, ¿de verdad?”, agregó furiosa.

Con un tono de voz cada vez más elevado, la actriz recordó que su trayectoria y aseguró que nadie le regaló nada. “Después de 40 años de trabajo, yo empecé a trabajar a los 7 años, cumplo 47 en 3 meses, ¿tengo que aclarar que yo no dependo de absolutamente nadie? ¿Que llegue hasta acá sin ayuda de absolutamente nadie? ¿Que no necesito nada de nada? ¿Que soy una mujer independiente? ¿Qué les pasa? ¿Por qué me operan a mí? ¿Por qué me mandan el call center durante 6 días? ¿Tan poco inteligente se creen que es la gente? ¿Ustedes qué piensan que yo fui a hacer a las 11.30 de la mañana, que lo tuve que esperar una hora porque recibe a tanta gente pidiendo?”, expresó enojadísima.

“¿Por qué con los hombres no se la agarraron, por qué conmigo? ¿Por qué tratan así a las mujeres? ¿Por qué somos ‘gatos’? ¿Por qué esta misoginia que hace 6 días nos bancamos las mujeres que fuimos a la quinta de Olivos cada una por alguna razón? ¿Por qué con los hombres no, por qué tengo que salir a aclarar esto? Fue brutal el ataque, de una misoginia espantosa; me parece que no tengo que demostrarle nada a nadie”, señaló casi entre lágrimas.

Muy angustiada, la conductora advirtió que esto que ella entiende como una operación en su contra tiene que ver con su pensamiento político. “¿Qué es lo que les molesta de mí? ¿Qué es lo que hago para que la gente se enoje tanto? Decir lo que pienso. Yo no pertenezco al ámbito de la política, yo no trabajé nunca para el Estado, yo trabajo independientemente en el ámbito privado. No tengo por qué darle explicaciones a nadie. Lo que hice en ese momento ni siquiera lo hice por mí, porque yo tenía trabajo por delante. Yo no hice nada malo, no entiendo este ataque, no lo merezco”, remató.

Mientras su compañera Nancy Pazos daba nombres de quienes tildaron este encuentro de “escándalo sexual”, Peña aclaró por qué estuvo tantas horas dentro de Olivos. “El Presidente debe haber recibido a un montón de gente, pero por qué estoy yo en el banquillo de los acusados. ¡Qué nivel de delirio! (…). Yo fui y esperé un montón de tiempo sola. Pensé que no iba a tener que hablar de esto, pero no soy cualquier mujer, soy una mujer que tengo pensamientos que van en contra del establishment, me quieren doblegar, quieren que me calle la boca para siempre”, señaló.

“Vayan a buscar un archivo mío porque los resisto todos desde que tengo uso de razón. Siempre fui esta que soy y eso es lo que no se bancan. No se bancan una mina que tenga los ovarios puestos por eso vienen contra mi credibilidad. Yo no soy una agresiva, no ando por las redes agrediendo a la gente que no piensa como yo. Tengo una opinión formada, no soy una mina tibia. Yo me sostuve en esta profesión solamente por mi talento. Recibí 500 operaciones de estas y esta es absolutamente injusta, ni un poco me la merezco”, lanzó mientras rompía en llanto.

Mientras sus compañeros la defendían al aire, Peña explicó los motivos por los cuales no habló del tema antes. “Yo había estado dos días sin teléfono. Yo algo había leído, pero no estaba ni enterada de todo esto (...). Nosotros también teníamos derecho a reclamar. El reclamo del arquitecto no invalida al del actor porque todos somos laburantes. Cuando un programa o una obra de teatro arranca, no sabés cuánto puede llegar a durar. Uno firma un contrato trimestral, puede durar tres meses y se te acabó. Yo no estaba en contra de que los médicos se sienten a mejorar su sueldo, estoy a favor de que se sienten y busquen soluciones, pero nosotros también las necesitábamos (...). De repente yo me encontré como siendo la culpable de algo. Como yo fui a una reunión para pedir una mejora era culpable de que a la Argentina le estuviera yendo mal, un delirio. Pero lo tengo que explicar porque no para el ataque”, sumó.

“Yo no me siento culpable de nada, lo vuelvo a aclarar. Yo hice lo que tenía que hacer porque, aunque les pese, yo soy un referente de la actuación argentina. Aunque no te guste como actriz, aunque no me elijas para ir a ver al teatro, lo lamento. Yo soy un referente y puedo sentarme con el Presidente a pedirle algunas cosas y no tengo que dar explicaciones de eso a nadie”, concluyó mientras le agradecía el incondicional apoyo a sus compañeros.

Dejá tu comentario