DOLAR
OFICIAL $92.47
COMPRA
$98.47
VENTA
BLUE $138.00
COMPRA
$143.00
VENTA

El exjefe del Ejército César Milani sufrió un violento asalto en su casa y apuntó contra expolicías

El robo ocurrió el martes. El militar estaba junto a su esposa y varios empleados que trabajaban en la vivienda. Se llevaron dos armas y dinero en efectivo.

El ex jefe del Estado Mayor General del Ejército César Milani fue víctima de un violento asalto en su casa del barrio La Horqueta, en la localidad bonaerense de San Isidro: al menos cinco delincuentes ingresaron, lo encerraron en un vestidor junto a su esposa y varios empleados y se llevaron un importante botín que incluyó armas y de dinero. En diálogo con la prensa, el ex militar sembró sospechas sobre los presuntos autores del hecho y aseguró podrían haber sido ex policías.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, el hecho ocurrió el martes en la imponente casa del militar retirado ubicada en la calle O´Higgins al 3600, a metros del ramal Tigre de la Panamericana, después de que la banda integrada por cinco desconocidos redujera a seis albañiles que se encontraban trabajando en la entrada de la vivienda. Una vez adentro, amenazaron a punta de pistola a todas las víctimas y las encerraron en la parte alta de la casa.

Así, se llevaron dinero en efectivo, dos iPhones modelos 6 y 8 y dos pistola marcas Glock y Smith & Wesson calibre 40, armas oficiales del Ejército Argentino. Según información del caso, los delincuentes huyeron en dos autos. Uno de ellos, un Volkswagen Gol Power, fue encontrado a pocas cuadra del lugar. El expediente quedó en manos de Facundo Osores Soler y Paula Hertrig, fiscales de a jurisdicción de Boulogne. Al lugar concurrió personal de la Policía Científica y de la DDI de San Isidro.

“No quiero asegurar una cosa con la que no tengo pruebas pero digo que el personal era entrenado, pelo corto, la mayoría de 30 o 35 años. No era un grupo cualquiera eran profesionales. Actuaron como un grupo comando. Huelo que atrás de esto hay personal de alguna fuerza de seguridad, digamos que esté en una situación anómala o fuera de la fuerza. Llama la atención en la forma en la que se movieron, un vecino me decía que eran policías”, indicó Milani en la entrada de su casa frente a los medios presentes.

En ese mismo sentido, Milani -quien se desempeñó como jefe del Ejército durante la última etapa del gobierno de Cristina Kirchner- aseguró que los movimiento de la banda “eran propios de gente entrenada” y que “tenían armas importantes”.

“Ocurrió a la una del mediodía. En un momento había obreros trabajando que estaban haciendo refacciones. Entraron cuatro personas. Yo justo salí para ver un desagüe con el contratista que está trabajando en la obra y bajaron una o dos personas más que nos metieron adentro. Estuvimos 15 o 20 minutos adentro”, relató la víctima, quien luego ratificó que habían sido cinco los ladrones.

El ex militar reiteró que “actuaron con mucha naturalidad” y que “no eran personal que estaba drogado ni alcoholizado, ni fuera de sus cabales”. “Estaban totalmente tranquilos. Actuaban con total naturalidad y siempre con las armas afuera. Vi las grabaciones que me alcanzaban los vecinos que registraron los movimientos de entrada y salida”, contó.

Por otra parte, Milani aseguró que también le llamó la atención que los delincuentes supieran dónde estaban las armas que terminarían llevándose y que había una tercera que no encontraron. “Yo sabía dónde estaba y podría haberla usado. No pasó nada porque no atiné a hacer nada. Me interesa la vida de las personas”, agregó.

Detalló también que durante el asalto las 9 víctimas -él, su esposa, la empleada doméstica y seis obreros- fueron encerrados en el vestidor. “No se llevaron el celular de la chica que trabaja en casa y desde ahí llamamos al 911. Rompimos la puerta del vestidor y salimos. Después apreté un botón antipánico que tengo y a los 10 minutos había siete móviles de la Policía en mi casa”, sostuvo.

Finalmente aseguró que recuerda los rostros de los ladrones para aportar al identikit o para una posible rueda de reconocimiento, aunque aclaró que todos los delincuentes tenían tapabocas. “Seguían las órdenes de uno de ellos, que tenía el barbijo casi hasta los ojos”, dijo.

Mientras tanto, el caso comienza con tareas a cargo de la DDI de San Isidro de la Policía Bonaerense bajo la calificación de robo agravado por el uso de arma: se ordenó la preservación del Gol abandonado para que sea peritado, así el relevo de cámaras de seguridad de la casa y la zona, así como el levantamiento de rastros.

Dejá tu comentario