DOLAR
OFICIAL $187.16
COMPRA
$196.16
VENTA
BLUE $375.00
COMPRA
$379.00
VENTA

Detuvieron a Carlos Martínez, ex jefe de inteligencia del Ejército de la dictadura

El juez federal Daniel Rafecas, en marco de la megacausa por delitos de lesa humanidad, mandó a buscar al acusado a su casa y fue trasladado a los tribunales de Retiro.

El ex jefe de Inteligencia del Ejército en la última dictadura cívico-militar, Carlos Alberto Martínez fue detenido hoy por orden del juez federal Daniel Rafecas, en el marco de la megacausa que investiga delitos de lesa humanidad cometidos en el Primer Cuerpo del Ejército, en
relación a la pesquisa por el asesinato del ex delegado de Juan Domingo Perón, mayor Bernardo Alberte.

Martínez fue apresado en su casa y trasladado a los tribunales federales de Retiro para ser indagado, aunque no se descarta que se le conceda arresto domiciliario por su estado de
salud, informaron fuentes del caso.

La detención de Martínez había sido reclamada por el abogado que representa a la familia de Alberte, Pablo Llonto, y se concretó tras un allanamiento a su casa la semana pasada, donde se encontró documentación relativa a sucesos de la época, como partes de inteligencia, en medio de un total desorden en que se encontraba el lugar, precisaron fuentes del caso.

El general de división retirado nunca había sido indagado ni buscado en causas reabiertas por delitos de lesa humanidad.

Martínez era jefe de Inteligencia del Estado Mayor General del Ejército cuando ocurrió el golpe del 24 de marzo de 1976, cargo que ocupó hasta 1977, cuando se lo designó al frente de la Secretaría de Informaciones del Estado, hasta 1983.

Pese a reiterados pedidos de la querella en distintas causas por violaciones a los derechos humanos en la dictadura, nunca había sido citado ni detenido hasta que Rafecas resolvió hacerlo hoy, luego de allanar su casa.

La causa por el asesinato de Alberte se sumó la megacausa del Primer Cuerpo del Ejército y tiene como sospechoso a Martínez, aunque no se descarta que Rafecas también le impute otros casos de secuestros, torturas y desapariciones en la época.

Alberte fue edecán de Perón y después su delegado en la dictadura de Juan Carlos Onganía y fue arrojado desde el sexto piso del edificio en que vivía en el barrio porteño de Recoleta la madrugada del golpe.

El asesinato se atribuyó a una patrulla militar que además robó pertenencias de Alberte, como su correspondencia con Perón entre 1967 y 1968.

Martínez era considerado en los 70 un hombres de confianza del dictador Jorge Rafael Videla y daba conferencias de prensa anunciando el éxito de operativos contra la subversión, mientras
comandaba el Batallón 601 del Ejército, que según las causas judiciales tuvo activa participación en el Plan Cóndor, orquestado por dictaduras latinoamericanas para secuestrar opositores.

Pero ya en democracia siguió en actividad y fue designado jefe de la escuela de inteligencia de la SIDE en 1989 por su titular, Juan Bautista Yofre.